El libreto desgastado en la guerra mediática contra Venezuela

El libreto desgastado en la guerra mediática contra Venezuela

En medio de una guerra de cuarta generación, una guerra no convencional cuyas armas ya no son los misiles o los rifles, las balas son sustituidas por «noticias» «rumores» «fake news» y falsos mensajes de «denuncias» en las redes sociales.

Venezuela no está exenta de este nuevo método, ha sido más bien el país en el que se han puesto en práctica todos los escenarios de guerra y donde se han aplicado más falsos positivos que país alguno haya sufrido.

Las transnacionales mediáticas sirven de trampolín a los gobiernos para hacerse de los recursos ajenos e implantar regímenes totalitarios que les permitan saquear los territorios con riquezas naturales. No es casual que se quiera imponer un gobierno al país petrolero, cuyo reservorio de recursos ocupa el tercer lugar en el mundo.

En la actualidad Venezuela sufre uno de los ataques más voraces de la historia política, figura entre las naciones con más migrantes en su territorio pero se le acusa de generar una «crisis migratoria», mensaje que viene de la boca de gobiernos inmorales cuyas fronteras están selladas a los extranjeros.

En los nuevos escenarios no sólo los gobiernos y sus voceros hacen acusaciones, al coro también se suman los medios, tal es el caso de páginas como www.bluradio.com, periódicos como El Heraldo de Colombia y Caracol que se hacen eco de «informaciones» que no pueden ser verificadas.

Otros medios de mayor proyección internacional como  RTVE, A3Media, DW y El Clarín también llevan a cabo la producción de «noticias» bajo el mismo guión para contribuir con el mencionado cerco mediático.

Las cifras contra Venezuela no sólo son inventadas, sino infladas para el mejor postor

El escenario de violencia que pintan los medios, tiene como objetivo generar una sensación de caos en quien lee la «noticia» y exacerbar la xenofobia en los países donde se encuentran los venezolanos e ignorar la realidad de países como EEUU y sus ataques contra las políticas migratorias.

La prensa no es inocente, cada titular tiene un objetivo claro: atacar Venezuela

Los dobles raseros diplomáticos, la prensa y las noticias prefabricadas son las nuevas armas de la guerra no convencional, el escenario ya no es territorio físico sino la mente y el subconsciente de la humanidad, sin embargo, hasta el momento Venezuela está ganando la guerra.

EC

Washington encaprichado con la intervención a Venezuela

 

Artículos relacionados