El drama de los inmigrantes se traslada a tierras de Andalucía

El sur del Reino de España vivió una nueva oleada de inmigrantes con la llegada de 1.040 personas a las costas andaluzas a bordo de una veintena de embarcaciones que navegaban por el Estrecho y el mar de Alborán.

Según datos del Ministerio del Interior español, del 1 de enero al 30 de septiembre de este año han entrado en España de forma irregular 41.594 personas, superando el récord histórico alcanzado durante la conocida crisis de los cayucos en 2006, cuando 41.180 personas llegaron a España.

El país europeo se ha convertido desde julio en la principal ruta migratoria del Mediterráneo, superando las que van hacia Italia y Grecia, las más transitadas tradicionalmente pero con las políticas antiimigrantes del Gobierno italiano el rumbo de miles personas cambió hacia tierra andaluz.

La vía marítima ha crecido un 196,6% desde 2017 y en esta ya han muerto 363 personas, según la Organización Internacional de Migraciones.

Según información de la Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur), registra que la principal nacionalidad de los migrantes que llegan a España por la vía marítima y terrestre es la guineana (25%) seguida de la maliense (16%).

NP

Varados a las puertas de Francia

Artículos relacionados