EEUU lanza «máxima presión» contra Irán

“Presión máxima” es la más reciente receta que desde el gobierno de Estados Unidos se ordenó contra Irán. A juicio del gobierno norteamericano, el incremento de las sanciones contra la nación persa obligará a que esta nación «ponga fin a sus actividades violentas» en el Medio Oriente, aunque no señalaron de qué actividades violentas están hablando.

Las acusaciones y amenazas vienen de John Bolton, consejero de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, quien destacó que la presión contra Teherán para que abandone su programa nuclear “solo acaba de empezar”.

El veterano en injerencia estadounidense en otros países, John Bolton, lanzó un ultimátum al gobierno persa.

«Seguiremos aumentando la presión contra el régimen iraní hasta que abandone su programa de armas nucleares y ponga fin a sus actividades violentas en todo Oriente Medio, incluyendo el apoyo al terrorismo en el mundo«, dijo Bolton, cuyo gobierno asfixia económicamente a las naciones que considera hostiles a sus políticas.

Guerra de micrófonos

Por su parte, el vicepresidente de EEUU, Mike Pence, se sumó a la idea de Bolton y fue enfático al señalar que  su país continuará oponiéndose “a la influencia maligna de Irán, seguiremos ejerciendo presión sobre su economía. Bajo el presidente Donald Trump, EE.UU. nunca permitirá que Irán obtenga armas nucleares».

EEUU culpa de la violencia que ellos sembraron en Medio Oriente a naciones como Irán, que no siguen la doctrina de Washington.

Esta semana el portavoz de la agencia nuclear iraní, Behrouz Kamalvandi, reveló que su país ya excedió el enriquecimiento de uranio en más de 4,5%, y que tienen muchas posibilidades de elevar la producción a más de 20%. Las actuaciones de Irán obedecen a la ruptura de los acuerdos nucleares por parte de EEUU en 2018 y a las presiones de Europa que se han sumado a las imposiciones de Washington.

RB

Artículos relacionados