América Latina, patio trasero o tierra liberada

Pese a que EEUU ha tratado de imponer gobiernos en todo el mundo para apoderarse de los recursos naturales de cada país y garantizar su hegemonía imperial, al verse en a obligación de tener que retroceder ante la resistencia que ha tenido el pueblo venezolano frente a los constantes ataques promovidos desde norteamerica, direcciona sus críticas hacia otras naciones.

Durante una visita a Chile, el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, criticó a los gobiernos de Rusia y China por mantener relaciones comerciales con Venezuela, lo cual ha obstaculizado la dominación imperial en el país suramericano, teniendo en cuenta que esas alianzas han contribuido a contrarrestar la guerra económica, promovida desde Washington.

Asimismo, Pompeo catalogó a los Gobiernos de Rusia y China, como unos “hipócritas”, ya que considera que con su respaldo financiero en Venezuela y las relaciones fraternas que mantienen  con el Gobierno legítimo y constitucional de Nicolás Maduro, han contribuido a agudizar la situación en el país suramericano.   

Al mismo tiempo, cuestionó el envío de militares a Venezuela, alegando que esta acción es un acto de provocación por parte de Rusia. Asimismo, acusó al presidente de Rusia, Vladimir Putin de intensificar sus lazos de hermandad con Gobiernos adversarios a los intereses estadounidenses.

“No debemos permitir que Rusia intensifique una situación ya precaria de esta manera”, dijo Pompeo.

En este sentido, no se hizo esperar la reacción por parte de China, por lo que el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores chino, Lu Kang, rechazó las declaraciones de los EEUU, al considerar que responden a comentarios arbitrarios y calumniosos.

Lu Kang manifestó que «durante un largo plazo EEUU ha tratado a América Latina como su patio trasero y ha presionado, amenazado e incluso derrocado gobiernos de otros países».

YR

Artículos relacionados