EEUU diseña nuevas armas nucleares contra Rusia

El Gobierno de EE.UU, presidido por Donald Trump, aunque niega estar en una carrera armamentística,  justifica desarrollar y desplegar la primera arma nuclear estadounidense en décadas: la ojiva de misiles balísticos baja potencia, conocida como W76-2, así lo reseña Hispantv en su portal web.

La Administración Trump sostiene que hay una desigualdad entre su arsenal y el ruso, que según fuentes extraoficiales del Pentágono tiene herramientas tácticas que se pueden utilizar de diferentes maneras.

La información fue dada a conocer por la cadena de noticias CNN, donde se explica que la nueva arma nuclear es una modificación de la ojiva W-76 que se utiliza para armar misiles Trident II lanzados por submarinos.

EE. UU. asegura que sus aliados asiáticos han recibido con beneplácito su decisión, mientras que algunos de sus socios de Europa creen que tal medida podría bajar el límite máximo del uso de armas nucleares, y esto ocasionaría el inicio a una carrera armamentística en el mundo.

Según CNN las fuentes del Pentágono antes referidas se preocupan por el desarrollo de armas nucleares de China y de Corea del Norte.  “China ya ha iniciado el proceso de la expansión del tamaño de su arsenal. Ellos duplicarán su arsenal nuclear hasta el fin de esta década (…) Corea del Norte, ellos están aumentando el tamaño de su arsenal nuclear”, señaló una fuente del Pentágono, según cita la cadena de noticias estadounidense.

Canciller ruso, Serguéi Lavrov. Foto/Sputnik

Rusia preocupada ante incertidumbre de START

Por su parte, el canciller de Rusia, Serguéi Lavrov, manifestó su preocupación porque hasta la fecha EE. UU. no ha contestado a la propuesta rusa de prorrogar sin precondiciones el Tratado de Reducción de Armas Estratégicas (START), indica Sputnik.

«Es preocupante la falta de claridad respecto al futuro del Tratado START. El año pasado dije desde esta tribuna por qué creemos importante conservarlo», dijo el ministro de Asuntos Exteriores ruso en la Conferencia de Desarme, realizada en Ginebra.

Lavrov considera que la prórroga planteada por Moscú del START posibilitaría prevenir la degradación en materia de estabilidad estratégica y evitar la destrucción de los mecanismos de control en materia de armas nucleares.

El START III es un tratado suscrito por EE.UU y Rusia en el año 2010 que limita los arsenales de armas nucleares de ambos países y vencerá en febrero de 2021. Hasta la fecha Washington no ha afirmado si acepta la prórroga propuesta por Moscú. Trump puso sobre la mesa la elaboración de un acuerdo entre su país, Rusia y China, pero Pekín no aceptó.

SI/VTActual

#DonaldTrump amenaza con aumentar su poderío nuclear

Artículos relacionados