El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence pidió a sus aliados de la Unión Europea que se retiren del acuerdo nuclear sobre Irán durante su estadía en tierras europeas.

Desde Varsovia en medio de una conferencia con representantes de 60 países, a la que asisten también líderes de Israel y de países árabes, calificó a Irán como la “mayor amenaza para la paz y la seguridad en Medio Oriente”.

Pence amenazó con más sanciones a Teherán y acusó al régimen iraní de tramar un “nuevo holocausto” con sus ambiciones regionales.

Pence pidió a su vez que respalden las sanciones contra el régimen de Teherán, la «verdadera amenaza para la paz en Oriente Medio».

Estas declaraciones contradicen una vez más la postura oficial del gobierno de #DonaldTrump, que asegura que Estados Unidos no puede continuar siendo «el policía del mundo«, en referencia a sus injerencias en los asuntos internos de otras naciones.

Sin embargo, la política exterior de Washington ha recrudecido su intromisión en la soberanía de otros pueblos, a los que pretende dominar con el chantaje de las sanciones, bloqueos y otras amenazas contra la paz.

XC

Artículos relacionados