Ecuador amaneció paralizada y con un aumento de la gasolina del 150%

Un paro parcial de los medios de transporte y la suspensión de actividades escolares en Ecuador, son las primeras consecuencias de la eliminación del subsidio del precio de la gasolina, así como del aumento en el costo de este combustible en 150 por ciento.

Luego de la firma del decreto del presidente Lenín Moreno que, entre otras medidas, también prevé la salida del país latinoamericano de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep), el gremio de transportistas anunció una paralización de las actividades en protesta por la disposición anunciada el martes por el Ejecutivo.

A esta protesta también se unió la Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (Conaie) que anunció movilizaciones graduales y permanentes, hasta llegar a una huelga nacional, contra las medidas anunciadas por el Gobierno de Ecuador como parte de la estrategia impuesta por el Fondo Monetario Internacional (FMI) para permitirles el acceso a un financiamiento que busca rescatar la economía del país.

Durante el anuncio de estas primeras providencias, Moreno también informó que envió al Parlamento ecuatoriano un proyecto de reformas económicas y laborales que podría asemejarse a las experimentadas por los ciudadanos argentinos en los últimos años.

De acuerdo con los gremios de trabajadores, esta decisión del Gobierno ecuatoriano revela su carácter neoliberal y pone al pueblo a las puertas de un paquetazo en donde el pueblo es el que cargará con todo el peso del proyecto económico que se impone para beneficiar a los que más tienen.

ARG

Artículos relacionados