El dron iraní que nunca fue derribado (+ video)

Otra aeronave no tripulada pone en jaque la situación en Medio Oriente. En una de tantas jugadas ya conocidas para justificar su incursión en asuntos bélicos, Estados Unidos anunció el derribo de un dron iraní que patrullaba navíos estadounidenses sobre el estrecho de Ormuz, resultó ser otra de las mentiras de la Casa Blanca.

Un material difundido por autoridades iraníes muestra que en efecto, una de sus aeronaves patrulló con éxito los cielos del estrecho de Ormuz, donde se aprecia en detalle a los buques estadounidenses y todo el material militar que transportan a la zona. La División Aeroespacial del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI), difundió un comunicado en el cual afirma que el aparato teledirigido sobrevoló las embarcaciones norteamericanas, transmitió las imágenes y “regresó a su base sano y salvo”.

El general de brigada Abolfazl Shekarchi, portavoz del CGRI, ya había desmentido los anuncios de Washington y ofreció a la opinión pública mostrar las pruebas del hecho. También el viceministro de Exteriores iraní, Seyed Abbas Araqchi, dijo temer que “el USS Boxer haya derribado su propia aeronave no tripulada por error!”.

Tensión en aumento

El estrecho de Ormuz es una ruta por donde circulan 3,8 millones de barriles de petróleo diariamente. Días atrás las autoridades iraníes, que controlan buena parte del mismo, retuvieron un carguero de crudo proveniente de Emiratos Árabes Unidos, que a juicio de Teherán contrabandeaba petróleo por ese paso marítimo.



El viceministro de Exteriores de Irán, Seyed Abbas Araqchi, dejó entender que Washington derribó una aeronave propia para provocar el incremento de un conflicto armado en la región.

Washington ordenó a sus fuerzas defensivas arreciar la protección de sus buques petroleros y del comercio en general que circula por la región, y desde la Casa blanca han recomendado a sus aliados europeos a que tomen medidas similares. Esta semana EEUU incrementó las sanciones contra Teherán al bloquear supuestos activos en el exterior a cinco políticos y siete compañías involucradas con la industria nuclear en la nación persa.

RB

Artículos relacionados