#VTalPasado Discurso de Angostura: Un mensaje, un sueño, un proyecto de patria

Tras 8 años de un conflicto bélico cruel e incesante, un acto, esencialmente político, sería lo que determinaría el nuevo curso de los acontecimientos dentro del proceso independentista venezolano.

Había llegado la hora de mostrar un cuadro distinto y necesario de la independencia. El territorio venezolano, sumido en el caos y el horror de la guerra, ansiaba una hoja de ruta clara que definiera su esencia verdadera como sociedad.

Fachada del Palacio de Angostura. Lugar histórico donde se instaló el congreso constituyente de 1819 y donde Bolívar dio su célebre discurso

Así, aquella mañana del 15 de febrero de 1819, se instala en la ciudad de Angostura -al sur del territorio- el segundo Congreso Constituyente y en su acto de inicio de funciones institucionales, tiene lugar una de las piezas conceptuales, ideológicas y políticas más importantes del pensamiento del libertador Simón Bolívar.

Bolívar llegaría a este punto de su genio político, tras la configuración y enlace de varios elementos estratégicos que fue desarrollando en el transcurso de la guerra. En medio del pensamiento militar, se sumaba un pensamiento político, y viceversa, y así llegaría a Angostura.

Angostura: Primera claridad política

Uno de los puntos cardinales del pensamiento estratégico del Libertador, fue la necesidad de consolidar y transformar la geopolítica dentro del territorio venezolano. Conquistar la Provincia de Guayana, se convirtió entonces en la primera necesidad política dentro del terreno de la guerra, pues, al tener el control de una gran extensión territorial con una posición geográfica a favor, permitiría fundar las bases para el establecimiento de la ansiada República que se lograría con la liberación de Guayana  en 1817. Iniciaba la arquitectura de la llamada Tercera República.

Reafirmación de la República: Segunda claridad política

Al mantener un control mayoritario de una geografía bordeada por el río Orinoco, ahora era necesario cumplir con otro objetivo: Reafirmar la soberanía e independencia de Venezuela.

El año 1818 sería clave para acelerar este proceso. Para luchar contra la mentira y ahondar en el terreno de las ideas, se funda, en junio de ese año, el diario Correo del Orinoco. En noviembre, Bolívar emite un documento oficial, llamado segunda independencia, donde reafirma los conceptos de soberanía e independencia de la nueva República. Asimismo, un mes antes, había realizado la convocatoria al congreso, espacio institucional que le daría el piso jurídico y político a la República.

La mayor claridad política: El proyecto de Patria

El Discurso de Angostura, como ha sido reconocido en los anales de nuestra historia, es un mensaje cargado de una profunda reflexión del tiempo histórico que le ha tocado sortear a los hombres y mujeres de aquel momento, pero sobre todo, es una obra argumentativa, estratégica y emocional que tiene un objetivo fundamental: la presentación de un proyecto de patria.

Discurso de Angostura. El mismo se encuentra en los fondos documentales del Archivo General de la Nación de Venezuela. Este documento, al igual que toda la documentación del libertador, es patrimonio del programa registro memorias del Mundo de la Unesco

Entre varias ideas que el libertador presenta es que el principio de igualdad, es de suma importancia para fundar una república y por tanto la consolidación de una verdadera patria. La igualdad que no solo debe ser establecida sino también realizada. Por ello, señalaría: “El sistema de gobierno más perfecto es aquel que produce mayor suma de felicidad posible, mayor suma de seguridad social y mayor suma de estabilidad política…”

Por su parte, nos presenta como clave esencial para el desarrollo de una verdadera república: la educación popular. “La educación popular deber ser el cuidado primogénito del amor paternal del Congreso. Moral y luces son nuestras primeras necesidades…” En este orden, resalta la necesidad de crear el Poder Moral, que ayude a la preservación de las virtudes republicanas.

Cuadro del pintor venezolano Tito Salas. Simón Bolívar expuso su proyecto de una república fuerte, justa y equitativa frente a los diputados del segundo congreso constituyente de Venezuela

La unidad nacional se presenta dentro del discurso del Libertador como otro punto central. Un elemento que lograría evitar el caos y arrastrar los males del pasado monárquico: “… todas nuestras facultades morales no serán bastantes si no fundimos la masa del pueblo en un todo; la composición del Gobierno en un todo; la legislación en un todo, y el espíritu nacional en un todo. Unidad, unidad, unidad, debe ser nuestra divisa…”

También nos habla del establecimiento de modelos originales sin necesidad de copias y calcos extranjeros, un error que Bolívar le adjudica a los representantes de 1811, que tomaron el modelo federal norteamericano como propio, cuando lo que debía tomarse en cuenta era la realidad y naturaleza del propio pueblo venezolano y americano. Con ello, reafirmaba su posición sobre la idea de la americanidad cuando refiereque “… nuestro Pueblo no es el europeo, ni el americano del Norte, que más bien es un compuesto de África y de América, que una emanación de la Europa…”.

Otro elemento de gran significación es el llamado firme a la integración de los pueblos de América, con la creación de la república de Colombia, mediante la unión de la Nueva Granada y Venezuela.

En sus argumentos realizó diversas exhortaciones a los diputados presentes, llamando a mirar el pasado, entender su presente y conformar un sistema de “gobierno eminentemente popular, eminentemente justo y eminentemente moral…”

Sin duda alguna, el Discurso de Angostura es una pieza fundamental para entender el pensamiento del Libertador como político, legislador y estratega en la construcción de un proyecto soberano, justo, equitativo y con una visión integracionista. Un documento que no ha perdido su valor histórico y su vigencia en el presente.

SASR/VTactual.con

#VTalPasado Historia y cotidianidad en el pincel de Carmelo Fernández

Artículos relacionados