Después del calor llegan las inundaciones a Francia

Las lluvias han golpeado el departamento francés de Gard, ubicado en la parte sur del país, ocasionando grandes inundaciones, obligando a las autoridades a desalojar a 750 personas de varias nacionalidades que se encontraban en la zona por las vacaciones de verano.

Tras la ola de calor, las fuertes lluvias desbordaron los ríos Ceze y L’Ardeche, afectando las regiones cercanas de la cordillera Cévennes, donde un equipo de búsqueda trata de localizar a un hombre de 70 años que se encuentra desaparecido.

El ministro del Interior, Gerard Collomb, indicó que más de 400 bomberos, algunos procedentes de otras regiones, ayudaron en las evacuaciones, apoyados con varios helicópteros que sobrevolaron la zona con el objetivo de avistar campamentos y efectuar rescates en forma ocasional.

Las fuertes lluvias causaron inundaciones repentinas y convirtieron los ríos y arroyos en torrentes.

Asimismo, anunció que 6 departamentos del sureste del país permanecen en alerta naranja por las tormentas eléctricas y lluvias torrenciales.

Uno de los bomberos que participó en los rescates, precisó que decenas de personas han tenido que ser hospitalizadas por lesiones menores o hipotermias. “Se configuró un dispositivo para realizar un reconocimiento rápido, para identificar dónde estaban las personas y evacuarlos”.

Leer también:

En Francia llega la tormenta para juntarse al calor

NP

Artículos relacionados