Un premio Nobel reclama acabar con la desigualdad global

Un premio Nobel reclama acabar con la desigualdad global / Foto: VTactual

Para el premio Nobel de Economía estadounidense Joseph Stiglitz, el mundo requiere “un nuevo contrato social” que allane el camino al equilibrio entre el mercado, el Estado y la sociedad, que acabe con la desigualdad y que dé al traste con la necesidad de las protestas. También advierte que la extrema derecha “no funciona”.

Lo más intrigante del asunto es que lo ha dicho en Colombia. Pero al menos en territorio neutral, en el Hay Festival de Cartagena de Indias, un evento que concentra la difusión de la cultura y el compromiso social en diferentes aspectos de las artes y la literatura.

Un premio Nobel reclama acabar con la desigualdad global
/ Foto: Reuters

Justo allí, Stiglitz presentó su libro “Capitalismo Progresista”, cuyo título recuerda mucho a la tercera vía de Blair. En fin, con él advierte de la necesidad de reformar el mercado global, eliminar los monopolios y crear políticas progresistas de impuestos y gastos, aderezado de una brutal crítica a la agenda económica de #DonaldTrump, que califica de fracaso y de que, como su equipo, no “entiende la economía”, bajo la sentencia de que “otros cuatro años (en la Casa Blanca, si consigue la reelección) la empeorarían aún más”.

Desnudando el milagro chileno

Cabe aclarar que el premio Nobel no es un defensor del socialismo ni de cerca, pero señala que el nivel de desigualdad en Chile, por ejemplo, es tan alto que “me sorprendía que no hubiese más disturbios civiles” y deploró que hayan dejado la economía en las exclusivas manos de los «Chicago Boys», en el extremismo de la derecha (que recalca que no funciona), en lugar de tomar una ruta intermedia igualmente alejada de los preceptos de la extrema izquierda.

No obstante se detiene y sentencia el fracaso del argumento del neoliberalismo, aquello de que el mercado sin restricciones era la solución y que se autorregulaba, que instaba a no preocuparse por la moral ni por la explotación: “Eso no funcionó”.

Para él, la respuesta incluye “reformar los mercados, reformar las reglas del juego, tumbar los monopolios, poner más restricciones al comportamiento anticompetitivo, fortalecer el poder de negociación laboral, reformar el gobierno corporativo”, adoptar “políticas progresistas de impuestos y gastos, y programas para que todos satisfagan sus necesidades básicas, para una vida decente”.

La promesa rota de Bolsonaro

Por esta razón, Joseph Stiglitz deplora el enfoque político del brasileño Jair Bolsonaro (o el de #DonaldTrump, en EE.UU.), que llegó al poder basado en un sentimiento antiestablishment (antisistema)  contra el incumplimiento de las promesas neoliberales y la elitesca oferta de que la globalización potenciaría mejores niveles de vida. Promesas rotas.

Un premio Nobel reclama acabar con la desigualdad global
/ Foto: Cortesía

“Así, resulta totalmente comprensible que en muchos países del mundo conectarán electoralmente con tipos como Trump o Bolsonaro”, cuyo ejercicio gubernamental “empeora (todo) aún más”, indicó.

Agregó: “Creo que lo único que podemos hacer es conectarnos, seguir explicando por qué las políticas de Bolsonaro y Trump no van a funcionar, demostrar que no están funcionando”.

El fracaso del huésped de la Casa Blanca: Mayor desigualdad global

Stiglitz recalca que la agenda económica de #DonaldTrump falla por causa de sus acciones: al reducir los ahorros del Gobierno creó un déficit de un billón de dólares y, por lo tanto, aumentó algunos desequilibrios macroeconómicos y previsiblemente el déficit comercial estadounidense. Además, no ha hecho las inversiones médicas “para que millones de estadounidenses tengan acceso. Si no tiene una población saludable no tiene una población productiva”.

Finalmente, agrega: “Las desigualdades han aumentado, el crecimiento y la creación de empleo resultan más bajos que con Obama. Puedo decir que ya es un fracaso”. Y resalta que el problema empeoraría si se queda otros cuatro años más en Washington”.

FF/VTactual.com

#VTanálisis: Londres desconfía de la futura relación con Bruselas

Artículos relacionados