Derrame petrolero deja sin agua a pueblo chileno

Por casi dos semanas sin servicios de agua potable estuvieron en Osorno, capital de la provincia de Los Lagos, en el sur de Chile, por un derrame de más de 1000 litros de petróleo.

El corte del suministro de agua disparó las alarmas de distintos sectores que piden sanciones por negligencia a la compañía que se encarga de la distribución del vital líquido.

Mientras tanto la cuenta oficial en la red social Twitter de la empresa de Servicios Sanitarios de Los Lagos (Essal), responsable de la distribución de agua en Osorno, publicó: «Ante una eventual presencia de combustible en los sistemas productivos de agua potable, nos hemos visto en la necesidad de interrumpir el servicio«.

La compañía, que responde a un capital francés no dio más detalles sobre el restablecimiento del suministro, por lo que las actividades laborales y estudiantiles fueron suspendidas.

Exigen el cese de la privatización del agua potable en el país sureño.

Los usuarios exigen aplicar el restablecimiento del suministro, que aún está paralizado en 80 % de los hogares, a siete días del corte. El presidente de la República chilena, Sebastián Piñera se trasladó al sitio y calificó la situación de «muy grave» e «inaceptable» por la «negligencia» de Essal, «que deberá asumir la responsabilidad de compensar a los afectados».

XC


Artículos relacionados