Los Derechos Humanos de Michelle Bachelet

En agosto de 2018, Michelle Bachelet es nombrada de manera unánime como Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos. El Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, celebró su proclamación asegurando que la ex presidenta de Chile ha sido una figura “formidable” tanto en su país, como en su trabajo como directora ejecutiva de ONU Mujeres.

La “cara oculta” de la hija del General Bachelet

Tras el derrocamiento del Presidente Salvador Allende, el General de Brigada Alberto Bachelet es detenido junto con otros compañeros por apoyar al Presidente legítimo de Chile y no plegarse a las órdenes del Dictador Augusto Pinochet. Tiempo después muere en una cárcel de Santiago como consecuencia de las torturas recibidas.

Posteriormente, su esposa y su hija Michelle son detenidas y torturadas por la DINA, la Policía política de Pinochet. Liberadas semanas después, tomaron camino al exilio. Lo que pocos saben es que la hija del General Bachelet terminó en los EEUU y estableció unas relaciones “muy interesantes” con el Pentágono.

Michelle Bachelet es la responsable del asesinato de 15 mapuches a manos de los carabineros

De acuerdo con el internacionalista Sergio Rodríguez Gelfenstein, Michelle Bachelet cursó un diplomado sobre estrategia militar en la Academia Nacional de Estudios Políticos y Estratégicos (ANEPE) al que asistieron doce alumnos: seis oficiales de las Fuerzas Armadas y de Orden y Seguridad, y seis civiles. Fue la primera de su promoción.

Posteriormente gracias al patrocinio de la Beca Presidente de la República continuó en 1997 un curso superior sobre defensa continental en el Colegio Interamericano de Defensa, ubicado en Washington D. C. Con ese currículum regresó a Chile y fue la primera mujer nombrada Ministro de Defensa en el Gobierno de Concertación de Ricardo Lagos.

Dos mandatos de sangre y represión al pueblo mapuche

El 11 de marzo de 2006, Michelle Bachelet asume la Presidencia de Chile rodeada de gran popularidad y debiendo enfrentar un conflicto con una comunidad mapuche de la localidad de Quepe, quienes se tomaron la carretera en protesta por la instalación del aeropuerto en su territorio ancestral, una movilización que fue respondida con represión.

Dos días después, el 13 de marzo Patricia Troncoso inicia una huelga de hambre junto a otros tres comuneros mapuches, Juan Carlos Huenulao, José Patricio Marileo y Florencio Jaime Marileo, por ser condenados a 10 años y 1 día por ataque incendiario, bajo la Ley Antiterrorista, heredada de Pinochet.

La huelga de hambre de Patricia Troncoso duró 110 días y no logró la derogación de la polémica Ley Antiterrorista.

El 29 de agosto de aquel año caería la primera víctima del gobierno de Bachelet: es baleado por los carabineros Juan Lorenzo Collihuin Catril, de 71 años. El caso lo asumió la Fiscalía Militar y el responsable fue absuelto.

En el 2007 se establecieron “zonas de conflicto” y la represión policial fue en escalada. Ese año los carabineros asesinaron al niño de 13 años, Patricio Queipul Millanao,  quien resultó herido en el tórax por al menos seis municiones. En enero de 2008 le siguieron Matías Catrileo Quezada de 22 años, en un enfrentamiento con los carabineros y Johnny Cariqueo, también de 22 años de edad, debido a las golpizas recibidas tras su detención.

Gobierno de oídos sordos

Amnistía Internacional recomendó al Estado de Chile una serie de políticas en favor del respeto de los derechos humanos. Entre ellas, la demanda a Bachelet para que no aplicara la Ley Antiterrorista (LAT).

La conocida represión de los carabineros chilenos, se incrementa cuando se trata de reprimir a la etnia mapuche. Durante el gobierno de Bachelet acciones como la de la imagen se hicieron frecuentes.

Irene Khan, la entonces Secretaría General de la organización, afirmó en 2008: Los pueblos indígenas son muy discriminados y marginados en Chile, y se ven a sí mismos como víctimas de una estrategia económica que está destruyendo su vida y su sustento”.

Al contrario de lo recomendado por Amnistía Internacional, el gobierno de Bachelet inició una serie de procesos penales, ninguno de los cuales- salvo uno de ellos – ha logrado establecer condena. El Estado no ha logrado acreditar la participación de los imputados en los delitos, ni tampoco el carácter terrorista de estos”

La brutalidad contra la etnia mapuche se incrementó en el segundo mandato de Michelle Bachelet.

En el segundo mandato de la presidenta, arreció su persecución al pueblo mapuche poniendo en práctica la “Operación Huracán” que en palabras de Rodríguez Gelfestein:

Configuró acciones nunca antes vistas, ni siquiera en tiempos de la dictadura. La disposición de montajes de operaciones de falsa bandera al más puro estilo del gobierno colombiano de Álvaro Uribe que condujo a acusaciones de líderes mapuche para justificar la más brutal represión contra ellos, fue el sello más importante de este segundo gobierno de Bachelet”.

A pesar de este historial Michelle Bachelet es promovida internacionalmente como una “defensora de los Derechos Humanos” recordándonos una frase lapidaria de la novela de George Orwell “Rebelión en la Granja” (Animal Farm): “Todos los animales son iguales, pero algunos animales son más iguales que otros”.

Enza García Margarit

Artículos relacionados