La derecha en el reino de España esquiva a la ultraderecha

El partido español Ciudadanos (Cs) se planta ante Vox y se niega a ir a negocioaciones con este partido de ultraderecha.

La ejecutiva del partido liberal ha aprobado este lunes de manera unánime excluir a la formación de extrema derecha de cualquier negociación para formar gobierno e intentará llegar a acuerdos de forma preferente con el PP y «excepcionalmente» con el PSOE.

Albert Rivera ha dado la instrucción a los suyos de buscar el modelo andaluz, aunque ahora Vox no parece estar por la labor.

Por su parte José Manuel Villegas, secretario general del partido Ciudadanos, afirmó que no se sentarán a la mesa con Vox. «No va a haber mesas a tres», destacó en rueda de prensa luego de que el sector más progresista ha pedido que el partido no se cierre a los pactos con los socialistas y ponga límites claros a la extrema derecha.

Ciudadanos tiene una posición de fuerza en la negociación de pactos territoriales, así que hace valer sus condiciones. El partido ha definido ya, de entrada, que su preferencia para llegar a acuerdos es el PP, pero no se cierra a pactos con el PSOE, aunque exige duras condiciones a los socialistas.

El hombre fuerte de Cs, Albert Rivera, ha sido clarísimo en la televisora Nacional Española (TVE) en despejar esa posibilidad: «Ciudadanos no tiene en su mente ni en su horizonte acuerdos tripartitos«.

XC

Artículos relacionados