El de Danry Vásquez: otro vistoso caso de una relación violenta

Este miércoles trascendió que el beisbolista venezolano, Danry Vásquez, fue expulsado indefinidamente de las Menores estadounidense, tras protagonizar un proceso judicial por violencia de género contra su compañera sentimental en un centro comercial de Huston en el 2016.

Vásquez en su momento se declaró culpable, sin embargo pudo salir “ileso” de ese episodio tras pagar una fianza de 10 mil dólares. Hasta esta semana cuando salió a la luz pública un video en que se evidenciaba la brutal agresión que le propinó a su novia, por lo que la Liga Profesional Independiente de Béisbol de los Estados Unidos, El Lancaster Barnstormers, a través de su cuenta en twitter decidió desvincularse definitivamente del pelotero.

«No hay otra opción que cortar la relación. Ni yo ni la organización de los Barnstormers podemos absolver o asociarse con ese comportamiento». Sería la segunda oportunidad en que el venezolano es despedido.

Señales de relaciones violentas

En muchas ocasiones, se suelen normalizar comportamientos y hasta conversaciones irrespetuosos dentro de las parejas. Pero la violencia no solo se expresa en la agresión física de un individuo a otro, pues existen diversas formas de atentar contra las parejas, puede ser física, psicológica, emocional, sexual y hasta socialmente.

La violencia no distingue de géneros, y es que, un estudio de la Universidad de Sevilla, determinó que los porcentajes de diferenciación en las agresiones provenientes de hombres a mujeres y viceversa, no es significativa en parejas jóvenes. Por ejemplo, el estudio registró que el 12% de agresiones físicas (bofetadas y puñetazos), al menos una vez, en chicas y chicos, se ubicaba a los agredidos en 11,8% hombres y 11,6% mujeres.

Acá le traemos 7 señales habituales que le podrían indicar que su relación es violenta

  • Ridiculización: usa apodos despectivos, de manera especial frente a conocidos y amigos.
  • Chantaje: te obliga a realizar acciones que no deseas diciendo frases como “ya no me quieres”, “hazlo por mí”.
  • Acoso: revisa tu celular y redes sociales para verificar con quién y de qué hablas.
  • Prohibición y control: te impone quiénes deben ser o no tus amigos y hasta establece el tiempo que debes pasar con familiares.
  • Menosprecio: se burla de tus intereses y preocupaciones sobrevalorando las propias.
  • Agresión física: incluye empujones, apretones y golpes.
  • Te obliga sexualmente: con la intención de satisfacer sus necesidades te obliga al contacto sexual, sin importar realmente si lo deseas.

Artículos relacionados