Cuba asediada por su apoyo a la democracia en Venezuela

¿Podría ser más duro el embargo de EEUU contra Cuba? Al parecer si. El pasado miércoles, acostumbrado a utilizar el chantaje como método de presión, el inquilino de la Casa Blanca #DonaldTrump aseguró al gobierno cubano que endurecería aún más las sanciones contra el país si continúa apoyando de cualquier forma al gobierno del presidente Nicolás Maduro.

“Vamos a aplicar sanciones muy fuertes en Cuba. Depende de lo que va a pasar allí, pero ellos (los cubanos) tienen mucho que perder porque no tienen una economía en auge”, declaró el presidente a la cadena estadounidense de noticias, Fox News, sin dar más detalles de las posibles medidas.

El mandatario, acusa a Cuba de colaborar con Venezuela en el ámbito militar y de tener en el país caribeño más de 20 mil soldados y agentes de inteligencia, algo que ha sido categóricamente desmentido por el propio presidente de la Isla, Miguel Díaz Canel.

No hay operaciones militares, ni tropas cubanas en Venezuela. Llamamos a la comunidad internacional a detener esta peligrosa escalada agresiva y a preservar la paz. Basta ya de mentiras», expresó el Jefe de Estado cubano en su cuenta en la red social Twitter.

Por su parte, el director general de asuntos de Estados Unidos en Cuba, Carlos Fernández de Cossío, destacó que en efecto hay unos 20 mil ciudadanos cubanos en el país caribeño, pero la mayoría de ellos son trabajadores del sector salud que prestan sus servicios en Venezuela dentro de la Misión Barrio Adentro, programa social que garantiza atención médica a las personas de más bajos recursos.

Tanto el presidente #DonaldTrump, así como el senador Marco Rubio, el asesor de Seguridad Nacional, John Bolton y el secretario de Estado, Mike Pompeo han repetido incesantemente desde el inicio de su campaña contra Maduro que en Venezuela existe una intervención cubana.

Sin embargo, tales afirmaciones se contradicen con informes de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por su sigla en inglés) que indican que el apoyo de Cuba al gobierno venezolano ha sido mucho más insignificante de lo que la administración estadounidense asume.

ARG

Artículos relacionados