El crudo extra pesado de Venezuela es el más buscado por la garra imperial

Los yacimiento de petróleo pesados poseen un peso preponderante, son más importantes que los de petróleo convencional porque están asociados a un mayor número de reservas.

Entre algunas de las acumulaciones de crudo pesado y extrapesado están, la faja petrolifera del Orinoco, en Venezuela, las arenas petroliferas de Athabasca, en Alberta Canada,el campo Kern River, en California US y el campo Duri, en Sumatra Indonesia.

La faja petrolífera del Orinoco es uno de los más resaltantes yacimientos, por eso la importancia de EEUU en apoderarse de las riquezas venezolanas.

El petróleo a nivel mundial cuenta con dos variedades, los convencionales (crudos dulces o ligeros), que son de fácil extracción, así como de refinación, y los no convencionales, cuya composición química requiere métodos más costosos y difíciles para llevar a cabo los procesos anteriores.

Del total de las reservas mundiales, el 30% de estas corresponde a crudo convencional y el 70% a no convencional, de este último el 25% son crudos pesados y 45% crudos extra-pesados.

Venezuela es el país de la región con las mayores reservas de crudo pesado con el 87,2%, le siguen México con el 7,4%, Ecuador con el 2,7%, Brasil con el 1,1%, Colombia en el quinto lugar con el 0,6%, Argentina con el 0,5% y Perú con el 0,4%.

Por ende, es el más económico del mercado y el más fácil de manejar. El gobierno de EEUU ha hecho ver que el precio del crudo venezolano ha bajado por el mal manejo del presidente legítimo Nicolas Maduro, la realidad es que el crudo pesado se encarece por las sanciones que el país aplica a PDVSA, principal filiar petrolera de ese país.

La Agencia Internacional de Energía asegura que a pesar de que el mercado petrolero puede ajustarse a las “dislocaciones logísticas iniciales” tras las sanciones de EEUU a Venezuela, el tema de la disponibilidad de crudo pesado sí está afectando el precio de referencia de este tipo de petróleo.

La Agencia asegura que a esta situación se le suman las sanciones contra Irán, la caída de la producción de la OPEP de 930.000 barriles diarios en enero y los cortes de suministro de Alberta en Canadá.

NB

Artículos relacionados