#VTanálisis: Imparable la crisis migratoria en el mar Mediterráneo

Imparable la crisis migratoria en el mar Mediterráneo / Foto: VTactual

La salida de Matteo Salvini del gobierno italiano no representó la solución definitiva a la crisis migratoria mediterránea, la que se generó en agosto de 2019 cuando desde el Ministerio de Interior se resistía al desembarco de ingentes cantidades de migrantes africanos que atestaban las costas a bordo de barcos humanitarios.

Pasados aquellos días, y gracias a un acuerdo de acogida suscrito por varios países europeos, se logró abrir un poco el embudo y parecía haberse superado el problema. 

Sin embargo, hoy los inconvenientes son otros. Ya no se trata de que no dejen desembarcar a los cientos que vienen desde el sur, desde África, a buscar mejores condiciones, a quienes huyen de la pobreza y de la violencia. El asunto tiene que ver con el financiamiento para poder continuar con la labor de rescate. 

Imparable la crisis migratoria en el mar Mediterráneo
Llegan cientos desde África para buscar mejorar su vida en el continente europeo / Foto: Cortesía

Open arms podría cerrar sus brazos

De hecho, la ONG española Open Arms se ha planteado paralizar sus rescates marítimos en la zona central del Mare Nostrum si no consigue el dinero suficiente, en el plazo de un mes y medio, para mantener sus operaciones.

El fundador de la organización, Óscar Camps, explicó desde Sicilia, Italia, que urge conseguir 600 mil euros para dejar su buque humanitario en condiciones de proseguir con la actividad en este mar, donde han muerto ya 63 personas en estos primeros días de enero.

En poco más de dos años, el barco Open Arms ha salvado más de 6 mil vidas del mar, pero el tiempo no le perdona y, con casi 50 años, necesita de mantenimiento, por lo que ha recurrido a la ciudadanía para superar este obstáculo.

Imparable la crisis migratoria en el mar Mediterráneo
El barco Open Arms transita por las peligrosas aguas de la inoperatividad a causa de sus años de servicio / Foto: Reuters

Y necesitan que sea así porque no quieren verse ligados a ninguno de los gobiernos de la Unión Europea, si desean seguir conservando su independencia financiera, incluso política. De hecho, más de 90% de sus donantes son ciudadanos.

Requerirían cambiar de nave para afrontar la crisis migratoria

No obstante, afirma, que en una situación ideal se requeriría de dos millones de euros para sustituir el barco por otro, porque el «Open Arms» parece un vehículo viejo al que hay que hacerle reparaciones continuas: “Las piezas son antiguas y cada vez más difíciles de encontrar, y todo esto dispara los costes”.

Hoy está atracado en Siracusa para un arreglo de emergencia, pero en sus condiciones actuales “no hay garantía de seguridad ni de continuidad” y moverlo llega a costar unos 7 mil 540 euros por día.

Situación similar para muchos 

De esa situación no escapan las naves de otras ONG que realizan la misma labor en el Mediterráneo. Se cuentan, por ejemplo, en igual o menor proporción la Ocean Viking de Médicos Sin Fronteras, o el Sea Watch de la homónima organización alemana, el también germano Alan Kurdi, etc…

Imparable la crisis migratoria en el mar Mediterráneo
Otras ONG transitan en mayor o menor medida por los problemas de financiamiento / Foto: Cortesía

Y mientras los países se ponen de acuerdo con respecto a cómo ampliar la capacidad de rescate, por cuanto sus ciudadanías les exigen más acción y apoyo a los buques humanitarios, siguen muriendo decenas en las aguas. En 2019, fallecieron mil 283 personas en su intento de llegar a Europa, más de 11 mil 500 en los últimos cinco años. Gracias ya reportó 12 muertes cerca de la isla de Paxos el pasado 11 de enero de 2020. La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) también reporta 22 desaparecidos al hundirse una embarcación en el mar Egeo recientemente.

FF/VTactual.com

7 gobiernos cuyas Crisis Humanitarias callan en la complicidad de intervenir Venezuela

Artículos relacionados