Se disparan los crímenes de odio en los EEUU gracias al “Efecto Trump”

El primer fin de semana de agosto fue sangriento en los Estados Unidos. Los Tiroteos en El Paso (Texas) y en Dayton (Ohio) que dejaron un total de 31 muertos y decenas de heridos se suman a una larga lista de crímenes que tienen como base el odio, las teorías supremacistas y la violencia extremista.

Estas masacres dejan un saldo de 250 tiroteos en lo que va del año 2019 en Estados Unidos. De acuerdo con el Centro de estudios sobre el odio y el extremismo, en ese país, los crímenes de odio aumentaron en un 9 por ciento en las 30 principales ciudades en 2018. Las víctimas más comunes: afroamericanos, judíos, homosexuales y personas de origen hispano.

El tiroteo de El Paso ha sido calificado como el atentado más letal en contra de hispanos en la historia moderna de Estados Unidos

Según las cifras publicadas por esta organización en 2015 se registraron 1.618 crímenes de odio; en 2016 hubo 1.730; 1.836 en 2017 y en 2018 fueron 2.009 los asesinatos. También arrojan que los condados que votaron abrumadoramente por #DonaldTrump durante las elecciones presidenciales experimentaron el mayor aumento de crímenes de odio.

Tras los tiroteos de Texas y Ohio el inquilino de la Casa Blanca aseguró que no hay espacio para el odio en su país y manifestó la necesidad de ponerle fin a eventos como esos. Hizo énfasis en que ese tipo de atentados ha ocurrido durante años y que su administración ha trabajado más que las anteriores para acabar con ellos.

Después de las masacres de El Paso y Dayton, Trump se viste de piel de cordero y niega que su controversial discurso tenga relación con las mismas

No obstante un estudio de la Universidad del Norte de Texas, revelado por The Washington Post, establece una relación directa entre el aumento de los crímenes de odio y el mensaje incendiario del presidente republicano, ya que arroja que los sucesos de este tipo incrementaron 226 por ciento en los lugares en los que Trump articuló su campaña presidencial de 2016 en torno a su doctrina de Make America Great Again.

El artífice de un discurso de odio

El consultor en comunicación Luis Antonio Espino en una entrevista para el podcast En Directo con Ana Francisca Vega, asegura que el discurso de #DonaldTrump es un factor de aumento en los crímenes de odio en los EEUU.

Según este experto el discurso de odio cumple con cuatro características: genera un clima social de hostilidad, llama a profesarse en contra un grupo de personas, asocia con valores negativos a grandes grupos de personas y define a estos grupos por origen racial, religión o ideología política.

Espino: «La inmigración ilegal y los musulmanes son parte del discurso de odio de Donald Trump»

Aumentan los grupos de odio en los EEUU

El Southern Poverty Law Center (SPLC)  en su informe anual publicado en febrero de este año revela que la cantidad de grupos de odio que operan en EE.UU. aumentó el 7% a un máximo histórico en 2018, lo que refleja el candente debate que afronta el país sobre cuestiones como inmigración y cambio demográfico.

Esta organización sin fines de lucro ha rastreado grupos de odio desde 1971 y encontró que había 1.020 operando en EE.UU. el año pasado, rompiendo el récord de 1.018 establecido en 2011.

La Directora del Proyecto de Inteligencia del SPLC, Heidi Beirich, afirma que los números cuentan una historia sorprendente y que Trump no es sólo una figura polarizadora sino también radicalizadora

Se prenden las alarmas ante la campaña presidencial

El Centro de estudios sobre el odio y el extremismo alerta sobre «el riesgo de violencia extremista” por parte de nacionalistas blancos “que pueda continuar durante este período político», haciendo referencia a las campañas para los comicios presidenciales de noviembre de 2020 – en las que Trump se lanza a la reelección – y que podrían ir acompañadas de discursos que despierten odio en la gente.

Existen antecedentes, ya que en el 2015 el FBI presentó un informe arrojando que los crímenes de odio contra los musulmanes aumentaron en un 69% respecto al año anterior, alzándose a su nivel más alto desde los atentados del 11S en Nueva York y que dicho incremento coincide con el comienzo de la campaña de #DonaldTrump y su retórica racista, xenófoba y machista.

Enza García Margarit

Artículos relacionados