#Coronavirus: se desploman los mercados

Los índices bursátiles sufrieron una caída durante la jornada del  27 de febrero, este fenómeno económico es atribuido al nuevo coronavirus que reporta una rápida expansión por todo el planeta, así destacan el hecho los medios digitales en la red.

En ese sentido, el índice Nikkei de la bolsa de Tokio cerró con una tendencia a la baja de 3, 67%, por las amenazas de la crisis sanitaria que se cierne sobre los Juegos Olímpicos 2020, pese a que los organizadores de la máxima cita deportiva han  afirmado que los preparativos continúan “según lo planeado” a pesar del COVID-19 en Asia.

Por su parte, en Wall Street se hundió por sexta vez consecutiva, dado que su principal índice el Dow Jones, cayó más de 1.000 puntos, mientras que S&P 500 registró su mayor disminución desde agosto de 2011, refiere El Economista en su portal web. Sobre lo anterior, El Nasdaq bajó 414.30 puntos, o un -4.61%, para ubicarse en 8,566.48 unidades.

Los mercados europeos declinaron también. En horas de la tarde del jueves el rojo dominaba las principales plazas bursátiles: París, Londres, Fráncfort, Milán y Madrid perdían en el orden del 4%, destaca Semanario Universidad.

En el caso de la bolsa española, el índice Ibex 35, que descendió a niveles a los que no llegaba desde la crisis de 2010,  cierra la semana con pérdidas que sitúan la cotización por debajo de los 8.700 puntos, reseña Sputnik.

Para la mañana de este 28 de febrero, la bolsa española ya reporta pérdidas en torno al 4%, situación similar a la de otras plazas europeas, dado que Fráncfort, Londres, París y Milán han abierto sus puertas con pérdidas superiores al 3%.

Foto/Reuters

Empresas españolas aceleran la producción ante temor de desabastecimiento

Ante los temores de sufrir falta de suministros tras la expansión del COVID-19 por países de Asia y Europa, las empresas españolas han decidido acelerar su producción previendo un colchón pese a la caída de la demanda, indica El Confidencial en su portal web.

Según los datos del Ministerio de Industria del país ibérico, las empresas españolas tienen actualmente cinco meses de producción garantizada en su cartera de pedidos. El esfuerzo extra se ha concentrado en el sector de bienes de equipo (maquinaria) que cuenta con un trabajo acumulado que cubre más de nueve meses, lo que representa una garantía para compradores como para productores.

A pesar de los temores, la situación de la empresa española sigue siendo de normalidad, expresa el presidente del Club de Exportadores de esa nación europea, Antonio Bonet, quien además afirma que su país quiere enviar al mundo un mensaje de calma, dado que la expansión del COVID-19 todavía es limitada. “Nuestra primera valoración es que no hay que ser muy alarmista, salvo que esto se descontrole. Es cierto que en algunos sectores ya está afectando, pero de momento es pronto para generar alarmismo”, enfatizó citado por El Confidencial.

SI/VTActual

Efecto Coronavirus: Se desploma la bolsa china

 

 

Artículos relacionados