Una Corea unificada sería una pesadilla para EEUU

La unión podría estar cerca y acabaría con uno de los mayores conflictos del siglo.

Los avances para la unificación de la península coreana en las últimos semanas llama la atención de EEUU. El potencial tecnológico de Corea del Sur, más el poderío militar de Corea del Norte podría significar una nación soberana, excluyendo de los papeles al gobierno estadounidense que ante esta amenaza, ha ofrecido una nueva pretensión de ataque a Pyongyang.

EEUU tendría una considerable pérdida desde el punto de vista geopolítico. Su última amenaza a Norcorea denota una acción desesperada por «asegurar la paz de sus aliados». Mientras tanto, en Seúl se estaría avanzando en un acuerdo de paz que significaría un avance del tamaño de un Nobel.

De concretarse, Corea pasaría a ser una potencia notable en el continente asiático. Sin tanto poder en Japón y sin el apoyo de Seúl, la participación de EEUU en Asia disminuiría considerablemente. No obstante, según analistas, esta negociación no sería nada fácil, no solo por la presión de EEUU sino por las dificultades propias del diálogo, que supondría una inmigración masiva de norcoreanos al sur y el deseo de mantener el poder en Pyongyang.

KH

Artículos relacionados