Convivir con plantas: amor que cura

Más allá de la mera función decorativa, compartir el espacio que habitamos con plantas puede traer beneficios a nuestra salud tanto mental, como física. Según estudios realizados por la NASA, las plantas purifican el aire en los espacios interiores  al emitir vapor de agua que crea una acción de bombeo tirando el aire contaminado hacia abajo,  para luego convertirlo en alimento para la planta. Si tomamos en cuenta que por nuestro cuerpo pasan aproximadamente unos 5.750 litros de aire por día, es comprensible que sea importante disminuir la cantidad de veneno que ingresa a nuestro cuerpo a través del mismo.

 

Además, se ha demostrado que cuidar a otro ser vivo ayuda a disminuir el stress, aumentar la concentración y neutralizar emociones negativas. Hasta el siglo pasado, era común la jardino-terapia como parte de las actividades complementarias de los centros de salud, explicando parte de sus beneficios en el vínculo que se genera al acompañar el crecimiento de otro ser vivo.

Así que si consideras incorporar el cuidado de plantas en tus actividades diarias, es importante que lo hagas desde la semilla, que puedes obtener por diferentes métodos a partir de los alimentos que consumes.

El Ministerio del Poder Popular de Agricultura Urbana ha desarrollado una serie de tutoriales al respecto, como este, sobre la obtención de semillas por secado

En Venezuela se ha promovido la agricultura urbana como una de las estrategias de producción complementaria que apunta a la autogestión alimentaria. Algunos de los rubros que consumimos a diario de pueden cultivar y cosechar puertas adentro, sumando a los beneficios antes mencionados el hecho de que sabes exactamente cómo fue producido lo que estás consumiendo. Si hay niños o niñas en casa, incluye en la lista de beneficios el conocimiento de los ciclos de producción de los alimentos vegetales.  Plantas como el cilantro, el perejil, el toronjil, el ají dulce y la albahaca pueden cultivarse en macetas dentro del hogar, al igual que plantas curativas como la manzanilla, el orégano orejón y la infaltable sábila.

TZS

Artículos relacionados