Continúa la «limpieza» del Ministerio Público en Petróleos de Venezuela

El fiscal general de la República Bolivariana de Venezuela, Tarek William Saab, sigue con su incisiva «limpieza» de la estatal petrolera venezolana, Petróleos de Venezuela (PDVSA) en casos de corrupción que afectan tanto a la empresa, como al propio gobierno del país bolivariano.

A través de distintos medios de comunicación nacionales, el Ministerio Público venezolano cierra el año anunciando, el pasado viernes 29 de diciembre, la desarticulación del desfalco por casi 5mil millones de dólares de la mal llamada “Oficina de Inteligencia de Mercadeo y Política Petrolera” con sede en Viena, Austria.

El mecanismo delictivo utilizado fue la subvaloración de los precios de los crudos venezolanos a través de la desconexión del cálculo del llamado del conocido “Factor K”. Dicho “Factor K” es un elemento de cálculo que toma en cuenta las situaciones coyunturales para la determinación de los precios e incluye componentes cuantitativos y cualitativos como las condiciones geopolíticas ..

A través de la investigación se logró precisar el fondo de esta trama, a partir de un error de cálculo del “FactorK” reconocido en marzo de 2013 por la empresa petrolera estadounidense, Citgo, que como consecuenciadel mencionado «error de cálculo», tuvo que cancelar cerca de 900 millones de dólares para compensar el error

En esta red de corrupción petrolera, está involucrada la compañía extranjera JBC Energy, contratada por la “inteligente” oficina de Viena que nunca actuó legalmente contra dicha empresa, todo lo contrario, continuó contratando sus “servicios”.

El Fiscal General añadió que esta delictiva oficina cometió errores en el cálculo de la relación entre grados API y el % de azufre, lo que causó pérdidas de 6 $ por barril en cobro de regalías. Y por otro lado, un equipo de expertos realiza los cálculos del “Factor K” para relacionarlos con los mercados y volúmenes entre 2009 y 2015, y así determinar la magnitud total de la pérdida.

Como punto final, gracias a estas pesquisas preliminares instruidas por el Ministerio puedo, se ha podido concluir que los errores de cálculo no sólo perjudicaron a Venezuela, sino que favorecieron a las personas intermediarias y compradores de nuestro crudo.

DC

Artículos relacionados