7 datos para comprender el conflicto Huawei

Hace años, cuando las guerras se libraban en honorables campos de batalla, era casi imposible predecir cómo serían las guerras del futuro. Hoy estamos seguros de que los grandes conflictos se dirimen en el terreno intangible de la economía, en el que los daños son más directos y a veces menos costosos. La guerra que Estados Unidos le declaró a la empresa china Huawei cuestiona las políticas de libre mercado, y demuestra que cuando se trata de la defensa de los intereses económicos, es válido echar mano de estrategias poco elegantes.

El bloqueo contra Huawei inaugura una nueva forma de hacer política bélica en el terreno económico, y por ser algo novedoso, VT Actual presenta estos 7 datos para comprender el conflicto Huawei.

7. Crecimiento económico de China

Por segundo año consecutivo (2018), China se alzó como la segunda potencia económica del planeta y la primera en cuanto a ingreso per cápita se refiere. El gigante asiático es líder mundial en producción industrial y se espera que desplace a Estados Unidos como primera superpotencia mundial en 2030. Es la economía con mayor crecimiento sostenido desde la década de los 70 del siglo pasado y actualmente es el centro mundial de fabricación de todo tipo de productos. Las proyecciones que manejan organismos internacionales sobre el dominio chino sobre Estados Unidos, enciende las alarmas de la nación norteamericana que no entregará su trono fácilmente.

6. Guerra comercial-arancelaria

En 2018 Estados Unidos declaró una guerra arancelaria contra China alegando “prácticas desleales de comercio” por parte de la nación asiática. En la práctica los norteamericanos denunciaban robo de propiedad intelectual, por lo que se impuso aranceles por 50 mil millones de dólares a productos chinos. Desde el país oriental respondieron con cobro de aranceles a 128 productos y la suspensión de compra de soja a EEUU, de quien es el primer cliente. A partir de entonces la batalla continuó con “tomas y dames” entre ambas naciones, que ahora se han agravado con las medidas tomadas contra la mayor empresa de telecomunicaciones de China, Huawei.

5. Dominio de las telecomunicaciones

En los tiempos que vivimos no es un secreto que quien domine las telecomunicaciones, dominará al mundo. Eso lo sabe de sobre Estados Unidos, pero China también. Es una realidad que quien domine este sector, se estará apoderando de los beneficios económicos que brindan los servicios de comunicación entre miles de millones de personas, pero también los servicios comerciales, militares y hasta de proyectos espaciales. Por tal motivo, EEUU busca detener a China por cualquier vía, puesto que ven una clara amenaza a su hegemonía.

4. Tecnología 5G

La tecnología 5G es la panacea de las telecomunicaciones. Se trata de una tecnología que permitirá una velocidad de conexión de 20 Gbps, lo que facilitará descargar archivos de muy alta resolución y duración, en sólo segundos. Otra ventaja que permite es la conexión de un gran número de usuarios en espacios reducidos; en una calle un millón de personas pueden conectarse con calidad y facilidad. La instalación de la tecnología 5G consiste en la disposición de módulos muy cercanos entre sí, incluso varios en una misma calle, lo que multiplica las facilidades de conexión.

Para 2035, quien domine la tecnología 5G, estará frente a un negocio de 12 billones de dólares, y ante la posibilidad de controlar todo lo que se consuma por Internet, incluyendo todo lo que se maneje con alta tecnología, como el tráfico aéreo, vehicular, la salud, educación y hasta la industria militar. La empresa china Huawei es la de mayor crecimiento en el uso de esta tecnología, y brinda como ventaja que ha conseguido mejores resultados a menores costos.

3. Inviolabilidad del sistema cifrado

La costumbre estadounidense de espiar a sus “potenciales enemigos”, se dio contra una pared con la tecnología de la empresa china Huawei. El sistema cifrado de su software, impide que personas ajenas puedan tener acceso a los datos que se manejan en los dispositivos, y sobre todo a la tecnología con la que se programan los aparatos. Esta es una de las razones que molestó al gobierno de Estados Unidos, por lo que alegan que Huawei usaba su tecnología para espiar en ese país.

2. El espionaje de Huawei vs la NSA

Las acusaciones de espionaje a la empresa china Huawei, por parte de Washington, son una de las excusas favoritas que el gobierno de ese país consiguió para sancionar a la marca china. Incluso sus intenciones alcanzan a sus socios en la Unión Europea. Tales acusaciones jamás han sido demostradas, ni siquiera un solo ejemplo se ha señalado. A cambio, desde 2013 son públicas las pruebas de cómo el gobierno de Estados Unidos ha venido espiando a media humanidad a través de la NSA. Gracias al ingeniero Edward Snowden, el mundo conoció de cómo la Casa Blanca y sus instituciones espían a líderes mundiales, empresas y particulares según sea su conveniencia. Todavía no hay ninguna sanción por ello.

1. Repunte mundial de Huawei

Huawei fue visto en sus inicios como una empresa con una tecnología de mediana calidad que aportaba ciertas soluciones. Sin embargo su crecimiento en cuanto a capacidad de producción, venta y calidad, supera hoy por mucho a la mayoría de las empresas de teléfonos inteligentes en el mundo. Hoy sólo la marca Samsung separa al gigante tecnológico chino del primer lugar en ventas, y muchos gobiernos europeos y asiáticos han firmado acuerdos con Huawei para la instalación de la tecnología 5G en los próximos años. Las acciones de Estados Unidos contra Huawei, no persiguen solo golpear a la empresa china, su fin es detener el crecimiento económico de sus competidores asiáticos.

RB

Artículos relacionados