Develado complot contra Lula

La justicia brasileña volvió a ser golpeada por un escándalo monumental. Se trata de la salida a la luz pública de evidencias que demuestran la complicidad del juez de la causa “Lava Jato” y los fiscales que montaron el proceso contra el ex presidente Luiz Inacio “Lula” Da Silva. La evidencia de pruebas forjadas y complot contra el ex mandatario, podrían dejarle en libertad.

Las pruebas fueron publicadas en tres reportajes por el portal de noticias The Intercept Brasil, que refirió que los documentos fueron hechos llegar de forma anónima y muestra conversaciones privadas entre agentes públicos, en las que se evidencian «discusiones internas y actitudes altamente controvertidas, politizadas y legalmente dudosas del equipo de trabajo de Lava Jato«.

El juez que involucra la investigación, no es otro que Sergio Moro, actual ministro de Justicia del gobierno de Bolsonaro, de quien se dijo recibió este cargo como posible compensación a su actuación en el caso. En una de estas conversaciones, se habla claramente de impedir la victoria del Partido de los Trabajadores en las elecciones de 2018, por lo que debían “alcanzar ese objetivo”.

Los personajes involucrados

Uno de los más comprometidos por los documentos revelados, fue el procurador del Ministerio Público, Deltan Dallagnol, quien habría intervenido en impedir que el ex presidente Lula se entrevistara con la periodista Monica Bergamo, porque de producirse esa publicación, la misma podría «elegir a [Fernando] Haddad» o permitir la «vuelta del PT» al poder.

El juez Sergio Moro, aparece como uno de los principales responsables de amañar el juicio contra Lula. Hoy es ministro de Justicia de Jair Bolsonaro.

Los reportajes de The Intercept Brasil muestran que Dallagnol estaba inseguro de que Lula hubiese obtenido como regalo un apartamento en Guarujá. Sobre el tema, la publicación recoge: «Él [Dallagnol] estaba inseguro justamente sobre el punto central de la acusación que sería firmada por él y sus colegas: que Lula había recibido de regalo un apartamento triplex en la playa de Guarujá tras favorecer a la contratista OAS en contratos con Petrobras».

A Sergio Moro se le muestra en los reportajes como la persona que cambió el orden de las fases de Lava Jato, en las que también alteró algunos procesos de la investigación y se adelantó al menos a una decisión.

La defensa del ex presidente Lula ha exigido su libertad inmediata por el proceso corrupto que le llevó a prisión. Su compañera de partido, Dilma Rousseff asegura que esta trama fue urdida contra el ex mandatario y el Partido de los Trabajadores de Brasil.

RB

Artículos relacionados