Colombia: con fachada de Coronavirus desaparecen líderes sociales

En Colombia grupos conocidos como “escuadrones de la muerte” aprovechan la cuarentena implementada por el Gobierno de Iván Duque, a fin de contener al nuevo coronavirus, para eliminar a dirigentes sociales, así lo denunció el responsable federal de Política Internacional de Izquierda Unida (IU), Francisco Pérez Esteban.

“Los escuadrones de la muerte incrementan su actividad en Colombia de manera que, aprovechando las medidas de cuarentena acordadas en este país para frenar el COVID-19, asesinan aún con más impunidad a dirigentes populares y activistas sociales”, dio citado por Tercera Información.

Pérez Esteban advierte que el Jefe de Estado colombiano no tiene la capacidad para dar solución a los crímenes perpetrados por grupos paramilitares en esa nación suramericana desde que inició su mandato.

Insistió en que la mayoría de estos asesinatos quedan impunes sin que el Estado haga algo para corregir esta situación. «La mayor parte de los asesinatos quedan en la impunidad sin que los máximos responsables políticos de Colombia muevan un dedo para impedirlo”, enfatizó.

Señaló el activista que el Estado incumple todo lo consensuado en el Acuerdo de Paz de La Habana, en especial lo concerniente a la creación de una Fiscalía Especial para la persecución del paramilitarismo en ese país suramericano. En ese sentido, recordó los asesinatos de líderes de la FARC, como son Astrid Conde y Antonio Albeiro Gallego, quienes firmaron el mencionado acuerdo.

«La política de violencia sistemática y de exterminio contra integrantes de este partido político se afianza a pesar de las denuncias realizadas por Naciones Unidas desde diciembre pasado. Desde que se firmaron los Acuerdos de Paz ya son cerca de dos centenares las personas asesinadas, en estos casos todas ellas en proceso de reincorporación a la vida civil y laboral”, refirió.

ONU preocupada por la situación

A principios de este mes, un informe emitido por el relator de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Michel Forst, denunciaba que Colombia continúa siendo el país con el mayor número de personas defensoras de derechos humanos asesinadas en América Latina.

En esa oportunidad, el Gobierno del país suramericano representado por su Cancillería respondió, mediante un comunicado, que el informe está apoyado en inexactitudes y que le falta rigor en las cifras que utiliza.

Otro estudio de finales de febrero de este año reveló que al menos 66 indígenas de la etnia Nasa, de los cuales 13 eran autoridades de ese pueblo originario, fueron asesinados en el departamento colombiano del Cauca. El informe fue emitido por la Oficina de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos (Acnudh).

SI/VTActual

Colombia ocupa el primer lugar en asesinatos de defensores

Artículos relacionados