Colombia sigue acumulando rastros de violencia

Dos funcionarios del Instituto Penitenciario y Carcelario de Colombia, irán a juicio por tortura y homicidio luego que se descubriera que desde la cárcel modelo de Bogotá, operaban en complicidad con otros reclusos.

Los detenidos son Juan Pablo Barrios Ramírez y Elkin Baldovino Beltrán, quienes serían parte de una organización que buscaba el control del patio cuatro del centro penitenciario a través de “vacunas”, en alianza con un grupo de internos.  El caso que los tiene tras las rejas tiene que ver con la muerte de un preso y la extorsión y tortura de otro que logró sobrevivir.

La cárcel modelo de Bogotá fue el lugar de los hechos

El hecho, aunque se está esclareciendo ahora, ocurrió hace un año, el 29 de diciembre de 2017, cuando los reclusos Carlos Humberto Nieto Chapetón y John Jairo Niviayo Rodríguez, con armas blancas creadas en el penal, quisieron escapar del patio cuatro de la cárcel Modelo y llegar a la guardia central para denunciar que desde hacía algún tiempo eran extorsionados y “les daban muy mala vida”.

La Fiscalía asegura que no se cumplió su objetivo porque fueron interceptados por los guardias Barrios y Baldovino, así como por un grupo de internos denominado Paz y Convivencia, el mismo que, presuntamente, intimida a los demás para exigir cobros ilegales. De no pagar las “vacunas”, se abre una cartera morosa que justifica las agresiones.

Los hechos fueron mencionados por la Fiscalía el pasado 16 de noviembre ante el juez 52 de garantías de Bogotá. Para la Fiscalía, es claro que ellos participaron en este y probablemente en otros casos similares, y por eso el pasado 11 de diciembre se radicó escrito de acusación en su contra para ir a juicio.

NB

Artículos relacionados