Estalla en Colombia el escándalo de una #BodegaUribista

Estalla en Colombia el escándalo de una #BodegaUribista / Foto: VTactual

Con el apoyo de un diario de alta circulación en Colombia, el colectivo de periodistas denominado la Liga Contra el Silencio, que busca combatir la censura en el país, reveló la existencia de un grupo dedicado a desprestigiar a comunicadores, políticos opositores y medios de comunicación a través de las redes sociales, bajo la tutela de dos funcionarios del gobierno de Iván Duque.

Se filtró la publicación de un chat de Whatsapp, que recuerda el escándalo puertorriqueño que generó la salida del exgobernador Ricardo Roselló. En este particular, dos empleados de Duque se encargaban del enfoque y las estrategias de desprestigio contra los detractores del Ejecutivo neogranadino.

Identificados los cabecillas

Entre los involucrados se identificó a Claudia Bustamante, cónsul en Orlando (Florida), EE.UU., y a Víctor Muñoz, exconsejero presidencial, quienes presuntamente crearon el grupo de Whatsapp con 88 integrantes en septiembre pasado, para realizar campañas de apoyo a causas y candidatos uribistas y para atacar a líderes de oposición, periodistas y medios independientes con tendencia en contra del gobierno de Duque.

“El propósito del grupo es que tengamos información de primera mano, sobre temas relevantes para el país, para el desarrollo de algunos cometidos del gobierno nacional y claramente, para seguir defendiendo el modelo de país en el que queremos ver crecer a nuestros hijos. No queremos más especulaciones de los medios que, de cierta manera, son los responsables de la polarización que hoy vive Colombia”, publicó Bustamante en el mencionado grupo de Whatsapp denominado “Influenciadores”.

Una bodega para apalancar al uribismo en Colombia

Los textos colocados en el grupo de la aplicación de mensajería instantánea forman parte de una estrategia antiética de posicionamiento de contenidos, práctica conocida como “bodega”, que se construye a partir de un círculo de extrema confianza, gente susceptible de convertirse en parte del “ejército” de la causa convocada, que muy posiblemente cree y comulga con las políticas que se defienden, se les entrena y se les pone a trabajar en función de ellas, para imponer las tendencias –mediante mensajes, etiquetas y jornadas de tuiteo- que más convienen “al partido o al jefe”, según señala la periodista española Marta Peirano, experta en el tema.

Estalla en Colombia el escándalo de una #BodegaUribista
Las etiquetas más usadas por el grupo de «Influenciadores» para respaldar al uribismo en las redes sociales / Foto: Cortesía

En el caso de la “bodega uribista” trascendió, de hecho, que cuatro de los 88 integrantes del chat trabajan directamente para el gobierno de Iván Duque, siete han sido excandidatos del Centro Democrático (partido del gobierno uribista) al Concejo, a la Cámara de Representantes o al Senado y dos trabajan directamente para Álvaro Uribe Vélez.

La Liga Contra el Silencio también analizó el comportamiento en las redes sociales de muchos de ellos, especialmente durante septiembre de 2019 y enero de 2020, período en el que se posicionaron tendencias a través de estrategias coordinadas, como el apoyo que recibió Uribe Vélez en las redes cuando se acercaba su indagatoria ante la Corte Suprema (8 de octubre) en un caso de presunta compra de testigos o las más de 30 tendencias pro-Uribe promovidas por tuiteros del chat.

FF/Vtactual.com

Asesinan a un líder social al día en Colombia

Artículos relacionados