Colombia, donde hacer política es oficio de alto riesgo

Ya son siete los candidatos que han sido asesinados en Colombia en lo que va de campaña electoral, rumbo a los venideros comicios regionales del próximo domingo 27 de octubre. Tras lo sangriento del proceso, ha sido denominada una contienda electoral de alto riesgo.

Una ola de violencia y tensión ha resurgido en Colombia, donde hacer política es una opción de vida extrema y a riesgo, pues en lo que va de campaña electoral han sido acribillados siete candidatos, todos de manera sangrienta.

Esta terrible sumatoria la engrosa Hernando Orley García Vásquez, que no sobrevivió al atentado que le hicieran la tarde de este sábado. Quien era el candidato del Centro Democrático a la Alcaldía de Toledo (Antioquia), atacado con una escopeta en una zona de la vereda de Morales, a 40 minutos del casco urbano de Toledo. Karina García, candidata a la Alcaldía del municipio de Suárez, al oeste del país, también fue acribillada.


García Vásquez ya son siete aspirantes a las elecciones los que han sido asesinados desde el 27 de julio, fecha en la que se cerraron las inscripciones de candidaturas. El pasado 1° de septiembre, en un atentado con fusiles y granadas, mataron a Karina García, candidata a la Alcaldía de Suárez (Cauca), y Yeison Obando, candidato al concejo de ese mismo municipio. El 19 de agosto fue hallado sin vida el cuerpo de Luis Eduardo Caldera Villamizar, quien era aspirante al Concejo de San Jacinto del Cauca (sur de Bolívar), desaparecido días antes.

La Defensoría del Pueblo colombiano publicó una alerta temprana electoral, donde detalla que 36 municipios de Antioquia presentan algún tipo de riesgo electoral por la incidencia de grupos armados ilegales.

Diecisiete de estas localidades están en riesgo extremo, que son Yondó, Cáceres, Cañasgordas, Caucasia, Dabeiba, El Bagre, Ituango, Zaragoza, Peque, Remedios, Segovia, Tarazá, Uramita, Valdivia, Urrao, Frontino y Bello.

XC

Artículos relacionados