Colombia continúa silenciando a lideres sociales

Otros dos lideres sociales indígenas fueron asesinados en Colombia el pasado domingo, dejando en evidencia la lamentable situación de violencia que viven los pueblos originarios en el país latinoamericano, en donde en menos de ochos días han ejecutado a cinco miembros de diferentes etnias.

Al respecto, el relator especial de la Organización de Naciones Unidas (ONU) para Derechos Humanos, Michel Forst señaló que existe un patrón en el asesinato de defensores de los DD. HH. en este país, luego de entrevistar a líderes sociales en varias regiones colombianas.

Forst, quien se entrevistó con familiares de desaparecidos, destacó que a pesar de que Colombia ha reducido el número de homicidios tras la firma del acuerdo de paz en 2016, la cifra de ataques a defensores de los DD. HH. sigue siendo aterradora.

Forst anunció que regresará a Colombia para monitorear el nivel de implementación de las recomendaciones de la ONU.

De acuerdo con el informe levantado por la ONU, al menos 539 líderes sociales colombianos han sido asesinados desde el 1 de enero de 2016. De la cifra inicial, 438 fueron reportados desde la firma del acuerdo de paz entre el Gobierno colombiano y las antiguas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia – Ejército del Pueblo (FARC-EP).

Sólo en 2018 han sido ejecutados 234 defensores de los DD. HH. Forst asegura que para garantizar condiciones seguras para los lideres sociales es necesario luchar sobre todo contra la impunidad.

ARG

Brasil, Colombia y México: países donde es un peligro ser periodista o defender DDHH

 

Artículos relacionados