Coche Bomba deja saldo mortal: la involución política en Colombia

El terror de los carros bomba se vivió nuevamente en Colombia. La fuerte explosión estalló dentro de la Escuela de cadetes General Santander, ubicada en Bogotá, capital de la república. El suceso cobró la vida de al menos nueve personas, mientras que otras 20 resultaron heridas.

El presidente colombiano, Iván Duque, se dirigió al país con el propósito de comunicar que el responsable del acto, calificado como terrorista, está plenamente identificado como José Aldemar Rojas Rodríguez, nombre suministrado por el fiscal general, Néstor Humberto Martínez, quien acompañaba al mandatario.

Las informaciones manejadas por autoridades neogranadinas, revelan que el responsable del atentado pereció en el incidente y aún se desconocen las motivaciones que tendría para ejecutar el acto.

Según relatan testigos del hecho, un hombre llegó a la puerta de la escuela de cadetes a bordo de un vehículo, y al ser retenido por la seguridad del recinto, lo aceleró y lo hizo estrellar contra un muro, ocasionando de esta manera la fuerte explosión que le quitó la vida a varios estudiantes.

Autoridades acordonaron la zona en busca de otros posibles explosivos.

El horror que azotó a Colombia durante la guerra del narcotráfico en los años 80 y 90, se revivió en la capital neogranadina con este atentado con carro bomba, el cual ratifica que la paz en ese país está muy lejos de ser alcanzada.

XC

Artículos relacionados