7 cosas que nos dejó el Clásico del Fútbol Español

Como bien lo habíamos anticipado en trabajos anteriores, la paridad entre el Real Madrid y el Barcelona quedó manifestada en el resultado del primer «Clásico» de la temporada.

Dos equipos que no se hicieron daño y que continúan igualados en la cima del campeonato español.

En VtActual.com analizaremos los 7 puntos más importantes que nos dejó el enfrentamiento entre los dos equipos más mediáticos del fútbol mundial.

7. Piqué y Sergio Ramos son indispensables

Cuando están en forma son dos de los mejores centrales del mundo, en el «Clásico» demostraron por qué.

Cada uno sacó un balón en la raya que hubiera significado un gol del contrario, pero no sólo eso, fueron los ejes de sus respectivas defensas.

Hoy en día no podemos imaginar un Madrid sin Ramos o un Barcelona sin Piqué, son insustituibles.

6. Barcelona ya no es un equipo que deslumbra

Ya no están Xavi e Iniesta, Suárez no es el mismo de siempre, Griezmann no es jugador para este Barcelona (su posición natural es la misma de Messi), los laterales no son confiables… Todo depende de lo que pueda hacer el argentino.

Lamentablemente el tiempo pasa y el DT del conjunto culé no logra sacarle provecho al buen (aunque muy desbalanceado) equipo que tiene.

Si el Barcelona jugó así ante su eterno rival, en su casa. No queremos imaginar cómo lo hará de visitante ante un grande de Europa en la Liga de Campeones.

5. Fede Valverde se pierde de vista

El mejor de todos los jugadores que estuvieron en cancha fue un uruguayo de 21 años que  hasta hace unos días no era ni titular.

Excelente posicionamiento, gran visión de juego, personalidad y la famosa «Garra Charrúa» exhibió este muchacho durante los casi 80 minutos que estuvo en el césped.

Estuvo a punto de anotar en par de oportunidades, se cansó de repartir juego y robar balones ¡Un futbolista total!

4. Si no aparece Messi, sufre el Barcelona

Hoy en día el único jugador diferente del Barcelona es Lionel Messi.

Ni Suárez, ni Griezmann, ni De Jong marcaron alguna diferencia en el terreno de juego, es por ello que la Messidependencia se acentúa en este tipo de encuentros.

Al parecer no existe otra solución que «darle el balón a Messi», pero cuando el astro argentino está tan bien custodiado como ante el Madrid (o el Liverpool, o la Roma) el Barcelona se convierte en un equipo del montón.

3. Pésimo planteamiento de Ernesto Valverde

¿Hasta cuándo apostará Valverde con Sergi Roberto en el mediocampo?

Si lo sigue haciendo luego del desastroso primer tiempo en el Camp Nou, es una persona muy testaruda.

Por primera vez en mucho tiempo los culés perdieron el control del juego, corrían detrás del balón sin sentido alguno y en muchos pasajes estuvieron encerrados en su área esperando que pasara el vendaval merengue.

Si el Barcelona ha perdido su identidad, es gracias a un DT que maneja un Ferrari como si fuera un tractor.

2. Zidane dio en la tecla

La batalla táctica la ganó el francés por KO.

Puso a 4 jugadores en la mitad de la cancha que cumplieron su labor; un Casemiro impecable en la marca,  un Kroos incansable, un Valverde genial en ambas áreas y un Isco que jugó como en sus mejores tiempos.

La presión alta, desde el propio Benzemá, ahogó las salidas del Barcelona y el gran juego desplegado por cada una de sus piezas le dio al Madrid la oportunidad única de vencer a su rival como visitante, aunque no pudieron.

¡Chapeau! para Zidane.

1. Mereció ganar el Real Madrid

El fútbol no es de merecimiento, pero por lo demostrado en el césped del Camp Nou, el equipo visitante se fue con muy poco (más allá de algún reclamo).

Quitarle el balón al Barcelona en su casa, arrinconar por momentos al conjunto culé, desarticular totalmente al tridente blaugrana y borrar a Messi. El Real Madrid hizo muchas cosas bien en tierras catalanas, pero le faltó lo más importante: El gol.

¿Con Cristiano Ronaldo el resultado hubiese sido otro? 

JC/VTactual.com

Un Clásico muy parejo

 

 

Artículos relacionados