China y Rusia se hermanan en un gasoducto histórico

Rusia y China hicieron historia este 2 de diciembre al inaugurar el primer gasoducto bilateral «Fuerza de Siberia», que llevará unos 30.000 millones de metros cúbicos de gas ruso a ocho provincias chinas hasta el 2022.

La mega obra de ingeniería comenzó a construirse en septiembre de 2014, y significa un gran alivio para el gigante asiático, el mayor consumidor de energía del mundo.

China demanda 280.300 millones de metros cúbicos y, de acuerdo con las previsiones de las autoridades chinas, para el 2035 la demanda crecerá a 610.000 millones de metros cúbicos, lo que les deja en aprietos, ya que su nivel de producción nacional  de gas es de menos de 300.000 millones de metros cúbicos.

El histórico acuerdo entre las potencias ofrece un panorama aún más floreciente para la economía de ambas naciones

«Fuerza Siberia», el más grande gasoducto del lejano Oriente ruso, llevará el gas de los campos de Yakutia y la  región de Irkutsk al mercado interno ruso través de Jabárovsk hasta Vladivostok) y a China (a través de Blagovéshchensk).

Su construcción fue hecha enteramente con tecnología rusa y costó más de 15 mil millones de dólares culminarlo.  Atraviesa ocho provincias chinas hasta llegar a Shanghai.  A lo largo del recorrido de las tuberías, China construyó, además, nueve depósitos de almacenaje de gas.

Imagen: Cortesía RT

En la ceremonia de inauguración, hecha vía teleconferencia por los presidentes de ambas potencias, Vladimir Putin por Rusia, y Xi Jinping por China, destacaron la solidez de la cooperación a nivel energético.

«Este paso lleva la cooperación estratégica ruso-china en el sector energético a un nuevo nivel en cuanto a calidad y nos acerca a la tarea establecida junto con el presidente chino, Xi Jinping, de llevar la circulación bilateral de productos para el 2024 a los 200.000 millones de dólares», indicó Putin.

Por su parte, Xi calificó el gasoducto como «un proyecto emblemático de cooperación energética bilateral que sirve como un ejemplo de la profunda integración de una cooperación mutuamente beneficiosa» entre ambos países.

Además, Xi sostuvo que «es necesario poner la seguridad y confiabilidad de la operación del gasoducto en primer lugar», mientras que el segundo lugar es para el respeto al medio ambiente.

MMMV

Rusia, China y La India resteadas contra la hegemonía del dólar

 

Artículos relacionados