China quiere disuadir protestas violentas en Hong Kong

Hong Kong tendrá su décimo primer fin de semana continuo de protestas. Con el paso del tiempo las mismas se han tornado más violentas e intransigentes. Empezaron cuando los manifestantes trataron de impedir una ley de extradición a China que nunca se aplicó, en contra de corruptos y delincuentes comunes, para luego transformarse en la solicitud de renuncia de la autoridad hongkonesa. Ahora se protesta por lo que sea, y se atenta contra el transporte aéreo, ferroviario y terrestre, incluso se intenta quemar instituciones públicas.

Ante el brote de violencia que la policía local no ha logrado contener, China señaló que las mismas tienen un carácter terrorista y denunció la promoción que gobiernos y medios extranjeros, están haciendo sobre estas acciones vandálicas. En las marchas de los hongkoneses, en las que deliberadamente se ondean banderas de Estados Unidos y del antiguo protectorado británico, se despejan varias dudas sobre los hilos que se mueven detrás de estas acciones.

Ante todo este escenario, Pekín ha instruido a su Policía Armada del Ejército Popular de Liberación de China, realizar ejercicios antimotines en la zona fronteriza con Hong Kong, como medida disuasiva a la población de la zona administrativa para que las protestas de este fin de semana no se conviertan en un nuevo episodio violento.

Las preocupaciones de rigor

Aunque no es muy común en el actual gobierno de Estados Unidos, las declaraciones de ese gobierno sobre los asuntos de Hong Kong, han sido muy cautelosas. El presidente norteamericano #DonaldTrump expresó  su deseo de que la situación se resuelva de manera pacífica. “Estoy preocupado. No me gustaría ver una reacción violenta”, dijo el magnate.

Por su parte Pekín ha pedido a occidente que evite inmiscuirse en los asuntos de la nación asiática, ya que tienen registros de contactos de funcionarios norteamericanos con líderes de las protestas en Hong Kong. «Los políticos estadounidenses conspiran con elementos criminales radicales», dijo un comunicado del Ministerio de Exteriores chino.

RB

Artículos relacionados