Chile, entre militarización y toque de queda, rememora la dictadura

Chile, entre militarización y toque de queda, rememora la dictadura / Foto: Cortesía

El Gobierno de Chile se apoya en las Fuerzas Armadas para devolver el orden al país, y ha decretado la militarización y un toque de queda que, sin embargo, no han detenido la violencia que ya ha causado tres muertos.

Chile, entre militarización y toque de queda, rememora la dictadura
A pesar del despliegue militar, la situación de caos y violencia no ha mermado del todo / Foto: Cortesía

Efectivamente, las fuerzas de seguridad se vieron sobrepasadas por los estallidos sociales en diversos puntos de la capital, Santiago de Chile, incendios en estaciones de metro, barricadas e infinidad de saqueos en comercios, supermercados, bancos y hoteles.

Por ello, el sábado, se declaró un estado de emergencia para confiar al Ejército el control de la situación en la ciudad, lo que unido al toque de queda desde las 22:00 horas del sábado y hasta las 7:00 horas del domingo, trae reminiscencias de la época de Augusto Pinochet en la que los militares estaban desplegados por doquier.

Despliegue numeroso

Sólo en la madrugada se desplegaron mil 500 militares que suman al total de 9 mil 441, destinados a controlar puntos estratégicos como el suministro de agua, luz, y cada una de las 136 estaciones de metro, pero también a reprimir a los manifestantes.

Chile, entre militarización y toque de queda, rememora la dictadura
Más de 9 mil 400 efectivos militares han sido desplegados en Santiago / Foto: Cortesía

A pesar de todo ello, La Moneda debió sumar esta madrugada las regiones de Valparaíso (centro), Concepción (sur), Coquimbo (norte) y O’Higgins (centro) a los sitios caldeados, en las que rige el estado de emergencia decretado para los próximos 15 días.

La violencia se expande

Las llamas prendían en supermercados, vehículos, autobuses e incluso iglesias en una vorágine incontrolable de violencia que ni siquiera el anuncio del presidente del país, Sebastián Piñera, de que paralizará la subida del pasaje del metro, logró calmar.

Tras el estallido de la violencia y por la afectación de muchas estaciones, el Metro de Santiago decretó el cierre de todas sus líneas; la empresa de autobuses urbanos de la capital suspendió el servicio; y se cancelaron al menos 42 vuelos con salida y llegada al Aeropuerto Internacional de Santiago.

FF

Artículos relacionados