Qatar 2022 está muy lejos

Queríamos hacer un análisis (solamente) de lo que nos dejó la doble fecha Fifa en la cual la Selección Nacional de Venezuela (La Vinotinto), derrotó a Argentina y cayó ante Catalunya. El buen juego desplegado ante los argentinos y las rotaciones que, hoy en día, se puede dar el lujo de plantear el entrenador.

Pero es imposible hablar de lo que sucedió en la cancha, el hecho meramente deportivo, y dejar a un lado lo que ha ocurrido fuera de ella. Trataremos de mostrar las dos caras de La Vinotinto en estos amistosos.

Dentro de la cancha: Se planteó lo que ha sido el mejor juego de la selección nacional en la era del DT Rafael Dudamel. Un equipo bastante ordenado en defensa, rápido en las transiciones ofensivas, donde destacó el trabajo de Salomón Rondón y Roberto Rosales y con una buena lectura por parte de Dudamel en su planteamiento táctico y con los cambios realizados.

Se le ganó a la Argentina de Messi, eso si, una sombra de equipo que no sabe a lo que juega. Sin alma, sin rumbo, una selección muy tocada anímicamente. Aun así Venezuela ganó prestigio.

Fuera de la Cancha: Luego de culminado el encuentro, el DT Rafael Dudamel pone su cargo a la orden. La razón, una visita realizada a la concentración por parte de un supuesto embajador nombrado por el autoproclamado Juan Guaidó.

Dudamel argumentó el uso político que se le dio a la visita realizada por este personaje quien publicó en redes sociales, sin consentimiento del DT nacional, fotos y videos de la reunión con los jugadores.

Al momento de escribir esta nota no se sabe si Dudamel continuará o no con la Selección Nacional. Fuentes indican que no habría ningún cambio.

Dentro de la Cancha: Con una serie de cambios y caras nuevas, La Vinotinto afronta su segundo compromiso ante la Selección Autónoma de Catalunya. Más bajos que altos mostraron los criollos en este compromiso.

Volvieron a aflorar los problemas defensivos, un equipo que no domina la posesión y que apuesta al juego veloz (contragolpes) para hacerle daño al rival. El resultado fue diferente y en esta oportunidad los catalanes salieron airosos.

Roberto Rosales, una vez más, fue el mejor por los venezolanos.

Fuera de la Cancha: Los jugadores se quejaron por la baja calidad de los uniformes que usaron ante Catalunya.

Los propios atletas dieron a conocer que la marca italiana que viste a la selección venezolana desde hace unos meses (Givova), no pudo hacer llegar los uniformes hasta Girona, por lo cual se tuvo que ir a comprar un lote de uniformes de color vinotinto a una tienda por departamentos y cocerle los estampados.

Givova tuvo que enviar un comunicado a la prensa disculpándose por lo ocurrido. Nadie en la Federación Venezolana de Fútbol se ha pronunciado al respecto.

No sabemos si Venezuela clasificará al próximo Mundial de Fútbol, sería temerario afirmarlo. Sí sabemos que nuestros futbolistas tienen cómo competir contra las mejores selecciones del continente.

Lo cierto es que para llegar a la máxima cita del balompié mundial, no basta solo con el esfuerzo de los jugadores… Qatar 2022 cada día está más lejos.

JC

Artículos relacionados