Migrantes decididos a pasar a EEUU

Piedras Negras, ciudad ubicada al noreste de México, se convirtió, desde el este lunes, en una de las zonas fronterizadas con EEUU más vigiladas tras el arribo de una caravana de dos mil migrantes centroamericanos que se han propuesto cruzar la frontera.

Continúa el arribo de migrantes a Piedras Negras

La llegada -en masa- de migrantes ha despertado el temor de que se produzca un ingreso a la fuerza a territorio estadounidense, por lo que las autoridades federales han realizado simulacros de cierre en los dos puentes internacionales de Piedras Negras- Eagle Pass, Texas.

En su último anuncio, el inquilino de la Casa Blanca amenazó con enviar 15.000 militares a la frontera sur para frenar lo que él ha calificado como una incontenible crisis de seguridad nacional en la frontera con México.

El domingo, el Departamento de Defensa de EEUU anunció el envío de 3.750 efectivos de las Fuerzas Armadas a la frontera con México, para redoblar las operaciones de vigilancia y patrullaje por un período de tres meses.

Con este nuevo contingente el número de uniformados activos desplegados en la región fronteriza llegaría a 4.350, con el que pretenden detener «el intento de invasión de ilegales, a través de grandes caravanas», en palabras de Donald Trump.

YBV

Artículos relacionados