California se consume

El fuego ocasionado por el incendio que se ha extendido por el norte de California, en los Estados Unidos, ha cobrado la vida de al menos 42 personas, convirtiéndose así en el siniestro más mortífero que se ha registrado en la historia del estado.

De acuerdo con las autoridades, fueron hallados 13 cadáveres, 10 de ellos en la ciudad de Paradise y los otros tres fueron encontrados en la localidad de Concow. Asimismo, se pudo conocer que un total de 200 personas han sido registradas como desaparecidas, por lo que no se descarta que la cifra de fallecidos siga aumentando.

Este incendio conocido como “fuego de campamento” ha acabado con un total de 45. 700 hectáreas, es considerado como el más devastador del estado, incluso por encima del ocurrido en Griffith Park de 1933 en Los Ángeles, el cual cobró la vida de un toral de 29 personas.

El sheriff del condado de Butte, Kory Honea informó que entre las personas fallecidas se encuentran Jesús Fernández, de 48 años y residente en Concow; Carl Wiley, de 77 años y residente en Magalia, y Ernest Foss, de 65 años y residente en Paradise.

Diversos medios también han reseñado que otro incendio bautizado como “Fuego woolsey”, ha afectado al sur del estado, cerca de Los Ángeles. Este por su parte ha destruido 370 edificios y ha acabado con la vida de al menos dos personas.

7 fotos impactantes del incendio de un edificio en Brasil

YR

 

Artículos relacionados