Bukele tomó el Congreso con la “Espada y la Cruz”

Funcionarios militares y de la Policía Nacional Civil de El Salvador ingresaron a la Asamblea Legislativa cuando el presidente de esa nación, Nayib Bukele, convocó a una sesión extraordinaria a fin de que fuera aprobado un préstamo por la suma de 109 millones de dólares que sería destinada a la implementación de una plan de seguridad en el país centroamericano, así lo reseña Telesur en su portal web.

La medida de presión obedece a su llamado a la «insurrección» para forzar al Parlamento a aprobar el referido préstamo que impulsaría la Fase III del Plan Control Territorial, una iniciativa para mejorar la seguridad contra las pandillas.

Bukele había hecho la convocatoria para una “concentración ciudadana” con el propósito de invocar el artículo 87 de la constitución salvadoreña a fin de presionar a las diputadas y diputados, refiere la multiestatal.

Foto/Reuters

Algunos parlamentarios han criticado la intervención de la institución castrense en el Poder Legislativo, tal como lo hizo la diputada del FMLN, Elizabeth Gómez, quien la catalogó de “trasgresión” a la democracia.

El político del partido mayoritario en el Legislativo, Gustavo López, denunció que el choque entre Bukele y los asambleístas nunca fue por el préstamo para seguridad, sino para amenazar al parlamento y en última instancia disolverlo, indica Sputnik en su página digital.

«Este asunto no tiene que ver con un préstamo: el propósito del presidente Bukele era disolver la Asamblea Legislativa«, dijo López, presidente del Consejo Nacional de la Alianza Republicana Nacionalista (Arena, derecha).

Bukele ha fusionado en su discurso la política y la religión

A su salida del congreso, Bukele se dirigió a la concentración y dijo que acababa de hablar con Dios y este le había dicho que debía tener paciencia, informa el medio salvadoreño, La Prensa Gráfica. «Todos los poderes fácticos del país lo saben. Si quisiéramos apretar el botón, sólo apretamos el botón. Pero, pero, pero yo le pregunté a Dios y Dios me dijo: ´paciencia, paciencia, paciencia…´», afirmó según cita del medio mencionado.

Por su parte, el secretario general de Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, a través de Twitter informó que sostuvo una conversación telefónica con la canciller salvadoreña, Alejandra Hill, quien le manifestó «respeto del Gobierno de su país por Constitución e institucionalidad y reafirmó compromiso de Gobierno del Presidente @nayibbukele con políticas de seguridad que han arrojado positivos resultados».

También parte de la comunidad internacional ya ha tomado postura frente a la tensión producida entre el Ejecutivo y el Legislativo, señala La vanguardia. En ese sentido refiere que e embajador de Estados Unidos en esa nación centroamericana, Ronald Douglas Johnson, llamó a los órganos al diálogo a fin de buscar “consensos” y pidió “mantener la calma”. Además, Amnistía Internacional ha condenado el “ostentoso despliegue militar” y la Unión Europea llama a la calma institucional para rebajar la “tensión entre legislativo y ejecutivo”.

SI/VTactual.com

Guatemala se une a los ataques contra Venezuela

Artículos relacionados