Un blindado Jair Bolsonaro asumió la Presidencia de Brasil

Un blindado Jair Bolsonaro asumió la Presidencia de Brasil / Foto: Agencias

Este martes 1 de enero, Jair Bolsonaro tomó posesión como el 38 presidente de Brasil, en un acto que se celebró en el Congreso Nacional, toda vez que desfiló junto a su esposa, Michelle de Bolsonaro, ante el público desde la Catedral Metropolitana de Brasilia, en la Explanada de los Ministerios, antes de llegar a la sede del Legislativo.

«Prometo mantener, defender y cumplir la Constitución brasileña» y «observar las leyes, por el bien del pueblo brasileño«, declaró el nuevo Jefe de Estado en su discurso inaugural y resaltó también: «Convoco a cada uno de los congresistas a ayudar en la tarea de liberar definitivamente al país del yugo de la corrupción, de la violencia y de la sumisión ideológica».

Un blindado Jair Bolsonaro asumió la Presidencia de Brasil
Bolsonaro se juramentó ante el Congreso de Brasil / Foto: Agencias

Extremas medidas de seguridad

La ceremonia tuvo lugar bajo unas medidas de seguridad estrictas: Detectores de metales, misiles antiaéreos con láser, radares portátiles para identificar aeronaves y unos 6 mil agentes de seguridad, muchos vestidos de civil.

Mientras tanto, el público debió cumplir una larga lista de prerrogativas para acceder a la Explanada de los Ministerios. Además, en el aire, al menos 20 aeronaves de la Fuerza Aérea sobrevolaron el cielo de la capital de Brasil.

Un blindado Jair Bolsonaro asumió la Presidencia de Brasil
La población debió pasar por medidas estrictas de seguridad / Foto: Agencias

Esto se debe al apuñalamiento que sufrió el mandatario electo en septiembre pasado en un acto de campaña callejero, que casi termina con su vida en la ciudad de Juiz de Fora, en el estado de Minas Gerais.

Sustituye a un polémico Temer

Bolsonaro sustituyó en el cargo a Michel Temer, que asumió el cargo de forma interina el 12 de mayo de 2016, cuando la entonces presidenta Dilma Rousseff terminó cesada por un polémico proceso de “impeachment”.

Algunos medios opinan que los cambios que pretende implementar Jair Bolsonaro, como las reformas del sistema laboral y de pensiones, afectarán los derechos de los trabajadores.

FF

Artículos relacionados