Boris Johnson, el primer incrédulo infectado de coronavirus

“Muchas familias perderán a sus seres queridos» por el Coronavirus, dijo el primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, en días pasados cuando anunciaba el plan que apostaba por la inmunidad del cuerpo humano para vencer el virus, aunque no se había confirmado su eficacia. Hoy el funcionario informa por las redes que contrajo el COVID-19.

«En las últimas 24 horas, tuve síntomas leves y di positivo en el test de coronavirus «, escribió Johnson, de 55 años, en un tuit que acompañó de un video donde se observan imágenes del funcionario desde la residencia oficial de Downing Street.

El Primer Ministro británico, quien en el pasado advertía que morirían «miles» de seres queridos, precisó que se mantendrá a la cabeza del Gobierno y que mediante videoconferencias dirigirá las acciones orientadas a combatir el nuevo coronavirus, declarado pandemia el pasado 11 de marzo por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Johnson experimentó síntomas leves el jueves pasado, un día después de asistir a una sesión de la Cámara de los Comunes, declaró a Reuters un portavoz del Gobierno.

La economía antes que preservar la vida

El Gobierno de Johnson fue duramente criticado al no implementar medidas drásticas para contener la epidemia, pues no instruyó de manera oportuna el distanciamiento social, ni el cierre de establecimientos, ni la suspensión de eventos públicos. Prefirió el no hacer nada ya que el contagio mismo proveería una “herd Inmunity”, es decir una inmunidad de la manada, lo que dejó ver su favoritismo de preservar la economía antes que las vidas humanas.

El ministro de Sanidad británico, Matt Hancock, comunicó este viernes a través de Twitter que ha dado positivo por coronavirus. “Siguiendo el consejo médico, realicé el test y ha dado positivo, así que estaré aislado hasta el próximo jueves”, aseguró en un material audiovisual que difundió en la red socia mencionada.

Las autoridades británicas cambiaron de actitud cuando a mediados de marzo científicos del Imperial College, mediante un modelo matemático, comprobaron que era un error la visión del gobierno ante la pandemia de mantener como decisión opcional de la población el tomar las medidas necesarias, que ya el resto de Europa había tomado desde hacía tiempo.

Príncipe Carlos Foto/EFE

La monarquía no se salvó

El coronavirus alcanzó a la monarquía. El príncipe Carlos dio positivo al test que se utiliza para determinar la enfermedad. Mientras tanto, la Reina Isabel se niega a someterse a la prueba del COVID-19, luego de conocer los resultados de su hijo, pues ambos pertenecen al grupo etario que tiene mayor riesgo de mortalidad al contraer la enfermedad.

Hasta el momento esa nación europea registra 11.813 personas contagiadas y 580 muertes. La rapidez de propagación del COVID-19 ha obligado a las autoridades desde el pasado 23 de marzo, a ordenar que la población británica debe a permanecer en sus casas y solo puede salir por causa mayor.

SI/VTActual

Imperial College: Pico de la Pandemia puede llegar hasta agosto de 2020

 

 

Artículos relacionados