Salida de Bolton vaticina endurecimiento de sanciones contra Venezuela

El senador por el estado de Florida, Marco Rubio, afirmó este jueves a través de su cuenta en Twitter haber conversado con el presidente Donald Trump quien confirmó que la política hacia el gobierno de Nicolás Maduro cambiaría pero no para suavizarla, sino todo lo contrario.

Luego de asegurar que había prescindido de John Bolton por pasarse de la raya en sus pronunciamientos sobre Venezuela, este jueves el Primer Mandatario señaló que en realidad sus puntos de vista sobre la situación del país latinoamericano eran mucho más fuertes que los expresados por el exasesor de Seguridad Nacional.

A pesar de que Bolton fue el principal promotor de la aplicación de la Doctrina Monroe sobre Venezuela, y de que su retórica desde la década de los 80 ha sido belicista, en varias oportunidades bajó el tono a las declaraciones del Gobierno estadounidense sobre las intenciones de ese país de concretar una intervención militar en suelo venezolano.

En febrero pasado, el exfuncionario aseguró que una intervención militar en Venezuela no era inminente y que buscaban una transferencia pacífica, a pesar de que Trump un día antes había afirmado que todas las opciones a aplicar sobre el país caribeño ya se encontraban sobre la mesa. Este pronunciamiento fue tomado por la opinión pública internacional como una amenaza directa contra el gobierno de Nicolás Maduro.

Varios meses después, específicamente el 10 de mayo, Trump arremetió contra Bolton y cuestionó su método de intervencionismo y estrategia agresiva contra Venezuela.

“La insatisfacción del presidente se ha cristalizado en torno al asesor de Seguridad Nacional John Bolton y Trump se ha quejado en una postura intervencionista en desacuerdo con la opinión de que Estados Unidos debería mantenerse al margen de los atolladeros extranjeros«, afirmó The Washington Post en esa oportunidad.

El diario estadounidense expuso en el mismo articulo la declaración de una fuente cercana al presidente Trump, que pidió conservar el anonimato y que aseguró que la principal molestia del mandatario norteamericano radicaba en el incumplimiento de la promesa de Bolton sobre la rapidez con la que concretaría el derrocamiento de Maduro.

ARG

Artículos relacionados