Bolsonaro vende petróleo brasileño

La expresidenta de Brasil, Dilma Rouseff, denunció que con la subasta de varios bloques petrolíferos, el Primer Mandatario, Jair Bolsonaro, está vendiendo el futuro de la nación y ocasionando daños sin precedentes a la economía del país.

“Este es un nuevo crimen contra Brasil. Uno más, sin duda uno de los más graves, contra un país que, al chocar con los abusos cometidos por el presidente de extrema derecha, puede tener dificultades para darse cuenta que el ministro de Economía impone, sin ceremonia alguna, la más brutal y destructiva agenda neoliberal”, expresó Rouseff.

Para la exmandataria, la subasta es una pérdida irreparable, pues con ella se están entregando recursos naturales valiosos para la nación a intereses extranjeros. Para evitar que se ejecute la venta, Rousseff llamó al pueblo a movilizarse en todo el país.

De acuerdo con Rouseff, la Asociación de Ingenieros de Petrobras hizo un estudio exhaustivo sobre la subasta que mostró la magnitud de las pérdidas que sufrirá el país con esta venta. Los especialistas, sugirieron que en lugar de ceder la exploración de los pozos de presal a las compañías petroleras internacionales, el Gobierno ejerza el derecho legal de contratar directamente a Petrobras para esta obra.

Para la exmandataria, lo más grave es que las petroleras estarán autorizadas a realizar una serie de rebajas e intercambiar deudas por crudo producido en el futuro, lo cual reducirá los recursos de las regalías y del fondo social.

ARG

Artículos relacionados