Bolsonaro nombra ministro para evangelizar a las tribus indígenas

La Organización No Gubernamental Survival International señaló al presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, de urdir un plan genocida mediante el cual intentaría eliminar las etnias indígenas no contactadas de ese país suramericano, así lo reseña el portal web La Red 21.

La acusación se produjo luego de que el mandatario brasileño nombrara al misionero evangélico Ricardo Lopes como nuevo jefe de la Fundación Nacional del Indio (FUNAI) para las comunidades nativas no contactadas, lo que para la directora de Survival International, Sarah Shenker, constituye una agresión para estos grupos originarios.

“Poner a un misionero evangélico a cargo del departamento de indígenas no contactados de la FUNAI es como poner a un zorro al frente de un gallinero. Es un acto de agresión deliberado, toda una declaración de intenciones: quieren contactar por la fuerza a estos pueblos, lo que los destruirá”, dijo según cita el referido portal.

Shenker calificó esta decisión de Bolsonaro como un plan genocida que se suma a la decisión de abrir las reservas indígenas a la minería y a la explotación, lo que contribuiría con la destrucción de estos pueblos. “Resistiremos con todas nuestras fuerzas, junto con nuestros amigos indígenas de Brasil”, aseguró la activista.

Foto/FUNAI

Lopes ha trabajado durante 30 años con la organización Misión de Nuevas Tribus de Brasil (MNTB), que ha sido financiada por grupos evangélicos estadounidenses -ahora conocida como Ethnos360- que se dio a conocer por evangelizar a tribus no contactadas.

A finales de 2019, el Colectivo de Abogacía de Derechos Humanos (CADHu) de Brasil, denunció a Bolsonaro ante el Tribunal Penal Internacional por «incitar el genocidio y promover ataques sistemáticos contra los pueblos indígenas», señala la agencia de noticias EFE.

En esa oportunidad los abogados destacaron que los incendios en la Amazonía -cuyas imágenes en llamas dieron la vuelta al mundo- generaban un daño ambiental y social difícil de revertir. Agregaron que esos incendios estarían asociados a la disputa de tierras para emprendimientos agropecuarios, grandes obras de infraestructura, minería ilegal y explotación de madera, lo que impacta en la selva y en los pueblos que la habitan.

SI/VTActual

Bolsonaro acusado de «incitación al genocidio»

Artículos relacionados