Bolsonaro ¿En la cuerda floja?

Cada día más voces en Brasil se suman al clamor colectivo que exige al presidente de esa nación suramericana, Jair Bolsonaro, renunciar a la Primera Magistratura dada su incapacidad para enfrentar la pandemia de COVID-19 que hasta la fecha se ha cobrado la vida de 123 ciudadanos brasileños, mientras  que 4.579 resultaron positivos al test que determina la enfermedad.

En ese sentido, la institución militar de ese país suramericano ha manifestado su respaldo para que el vicepresidente Hamilton Mourao reemplace al actual mandatario. “La cúpula de las Fuerzas Armadas encendió una señal de advertencia en los últimos días ante las reacciones del presidente Jair Bolsonaro frente a la nueva crisis del coronavirus”, afirmó el periodista Afonso Benites en un artículo publicado en la edición brasileña del diario El País, citado por Telesur.

El comunicador precisó que en un informe representantes de la Aeronáutica, el Ejército y la Marina manifestaron su apoyo al vicepresidente Hamilton en caso de que el ocupante del Palacio de Planalto dejara la Presidencia mediante un juicio político o dimisión.

También se conoció este martes, que el ministro de la Corte Suprema de Brasil, Marco Aurélio Mello, envió a la Fiscalía General de esa nación amazónica una solicitud que busca suspender de su cargo al mandatario paulista durante 180 días, por haber cometido diversas acciones que pusieron al país en riesgo ante la emergencia sanitaria ocasionada por el COVID-19.

Este 30 de marzo, tres excandidatos presidenciales, un gobernador y los presidentes de seis partidos progresistas y otros líderes de la centroizquierda brasileña exigieron, mediante una carta, la dimisión del Jefe de Estado, a quien consideran incapaz de enfrentar la crisis provocada por el nuevo cornavirus.

«¡Basta! Bolsonaro es más que un problema político, se volvió un problema de salud pública (…) Debería renunciar«, dice el texto firmado por los excandidatos Fernando Haddad y Ciro Gomes además de los líderes del Partido de los Trabajadores (PT), Socialista Brasileño (PCB), Democrático Laborista (PDT), Socialismo y Libertad (PSOL), Comunista do Brasil (PCdoB) y Comunista Brasileño (PCB), según cita DW.

Foto/Prensa Latina

El expresidente de Brasil, Luis Inacio Lula Da Silva, sugirió la renuncia o destitución del primer mandatario por su irresponsabilidad al gestionar la crisis ocasionada por el nuevo coronavirus. «O este ciudadano renuncia o se enfrenta a un impeachment, porque no es posible que alguien sea tan irresponsable de jugar con la vida de millones de personas», sentenció citado por Granma.

Bolsonaro se ha negado a decretar un aislamiento social nacional, al tiempo que ha criticado esas medidas adoptadas en algunos estados y municipios de ese país. Para el mandatario brasileño, si bien es necesario cuidar la salud de la población, también debe evitarse el fuerte efecto económico que puede causar la pandemia.

Esta postura ha generado críticas por parte de funcionarios del Estado y de la población, que hasta la fecha ha realizado más de 14 cacerolazos consecutivos en barrios de las urbes de Sao Paulo y Río de Janeiro. En esas protestas la consigna repetida fue: ¡Fuera Bolsonaro!, grito colectivo que desde el pasado 17 de marzo, fecha en que comenzaron las manifestaciones, se hizo sentir entre toda la ciudadanía.

Redes sociales lo censuran

Hasta Facebook e Instagram censuraron al polémico presidente brasileño al eliminar publicaciones emitidas por él que son contrarias al aislamiento social como una medida orientada a prevenir la propagación del coronavirus. Ambas redes sociales alegan que Bolsonaro genera desinformación.

«Retiramos contenido de Facebook e Instagram que viola nuestros Patrones de la Comunidad, que no permiten una desinformación que pueda causar daños reales a las personas», indicó Facebook en una breve nota enviada a los medios.

SI/VTActual

#ImpropiosVT: En plena pandemia, posición de Bolsonaro sobrepasa el estupor

Artículos relacionados