Los ojos del mundo están sobre Bolsonaro

En lo que para muchos activistas ambientales han catalogado como una reacción tardía, diferentes líderes mundiales están mostrando su preocupación por el voraz incendio que ya ha consumido más de 500 mil hectáreas de la Amazonia. Desde críticas fuertes a las políticas devastadoras del ambiente, hasta disposición a la ayuda efectiva para aplacar las llamas, diferentes actores políticos alzaron su voz por un asunto que no sólo compete a Brasil, Bolivia, Paraguay y Perú, países cuya selva amazónica se ha visto afectada.

La reacción más dura la tuvo el presidente francés Emmanuel Macron, que a través de un comunicado asegura que el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, mintió sobre su compromiso medioambiental. “En vista de la actitud de Brasil estas últimas semanas, al presidente de la República no le queda más remedio que constatar que el presidente Bolsonaro le mintió durante la cumbre de Osaka”, dice el texto. Francia e Irlanda están dispuestos a bloquear sus acuerdos con Mercosur si Bolsonaro no cambia su actitud.

Las duras críticas del presidente francés, Emmanuel Macron, contra las políticas de Bolsonaro, han provocado que la Unión Europea revise su negociación con Mercosur.

París insiste en que “el presidente Bolsonaro ha decidido no respetar sus compromisos sobre el cambio climático ni actuar en materia de biodiversidad”, por lo que ha propuesto que en la cumbre del G7 que se celebrará este fin de semana, el tema de la Amazonia sea tratado por las potencias económicas. La canciller alemana, Ángela Merkel, está de acuerdo con incluir el tema en agenda. El portavoz de su gobierno, Steffen Seibert, dijo que la magnitud de la tragedia es “espantosa y amenazadora no solo para Brasil y los demás países concernidos, sino para el mundo entero”.

Los que quieren ayudar

Más allá de las críticas a las pésimas políticas ambientales de Jair Bolsonaro, hay muchos países interesados en apagar las llamas que consumen el más grande pulmón vegetal del planeta. Desde la Comunidad Europea han manifestado su intención de “proporcionar asistencia a las autoridades de Brasil y Bolivia en la lucha contra los incendios forestales”, incluyendo la colaboración de monitoreo satelital.

El presidente venezolano Nicolás Maduro, es uno de los mandatarios de la región que ofreció ayuda para controlar las llamas de la Aamazonia.

El presidente de Argentina, Mauricio Macri,manifestó que su gobierno está “conmovido” y “preocupado”, y que ha dispuesto su “sistema de emergencias a disposición de Brasil y Bolivia”. El gobierno venezolano ofreció “ayudar a mitigar esta dolorosa tragedia, con carácter inmediato”. El presidente colombiano Iván Duque, ofreció ayuda para combatir lo que catalogó como “tragedia ambiental”. El ministro de agricultura de Chile, Antonio Walker , dijo que “debemos ser solidarios con un país que lo está pasando mal”.

Bolsonaro acorralado por una llamarada de críticas

El mandatario brasileño ha desestimado el alcance del incendio de la Amazonia, que en su país abarca cinco estados. Contrario a reconocer el alcance de la emergencia, Bolsonaro mantiene su postura de acusar a sus adversarios políticos y grupos ecologistas, de causar los incendios y aprovechar la tragedia mediáticamente.

Ya resulta obvia ante el mundo la postura de Jair Bolsonaro contra la protección del medio ambiente.

El mandatario de ultraderecha emprendió sus ataques contra su homólogo francés, Emmanuel Macron, quien sugirió incorporar la discusión sobre la Amazonia en la cumbre G7. Bolsonaro acusó a Macron de “instrumentalizar cuestiones internas de Brasil para obtener réditos políticos personales”. Lo acusó de “colonialista” y con él a todos los países que contribuyen con la preservación de la selva brasileña, de quienes dijo que interfieren con la soberanía de este país.

RB

Artículos relacionados