Bolivia se debate entre #UnFuturoSeguro y volver al pasado

Este domingo 20 de octubre el pueblo boliviano acudirá a las urnas para elegir a quienes serán el Presidente y el Vicepresidente de la República, los  36 senadores, los 130 diputados que integran el Parlamento y 9 representantes supraestatales actuarán en su nombre en las sedes de los organismos donde estén acreditados.

El padrón electoral supera los 7 millones de votantes para los comicios de este domingo

Todo esto en un escenario político de fuerte polarización entre los partidarios del gobernante Movimiento al Socialismo (MAS) encabezado por Evo Morales y los seguidores de los 2 principales partidos de Derecha: Comunidad Ciudadana – cuyo candidato es Carlos Mesa y los que apoyan Oscar Ortiz de Alianza Bolivia Dijo No.

Un cierre de campaña con sabor a “Deja vu”

En los últimos días ocurrieron actos de violencia perpetrados por grupos de jóvenes en los cierres de campaña del Movimiento al Socialismo (MAS). El gobierno de Morales le atribuye la autoría intelectual de estos sucesos a la oposición quienes – a su vez – han realizado una serie de “cabildos” en los que proclaman “defender la democracia”, aplicar la “desobediencia civil” y “hacer respetar su voto en las urnas”.

El gobierno boliviano señaló como responsables de los disturbios ocurridos el pasado martes en Santa Cruz a la Unión Juvenil Cruceñista, la Gobernación de Santa Cruz y una iglesia evangélica aliada a estos grupos

Es que bajo la premisa de que Morales “quiere perpetuarse en el Poder” y tomando como referencia que la Constitución boliviana sólo permite 2 reelecciones continuas los opositores aseguran que la candidatura de Evo Morales es inconstitucional.

Sin embargo, es importante recordar que Morales llegó a la contienda electoral avalado por un fallo del Tribunal Constitucional que lo habilitó para postularse argumentando que se trata de un derecho humano.

La promesa electoral de Evo Morales: #UnFuturoSeguro

El MAS junto a la Central Obrera Boliviana (COB), los movimientos populares, los sindicatos campesinos, interculturales y de mujeres, las organizaciones indígenas, vecinales y urbano-populares apoyan con firmeza a Evo Morales debido a las políticas económicas y sociales de su mandato que han logrado reducir la pobreza y extrema pobreza en más de 50%, además de alcanzar resultados significativos en la redistribución de la riqueza con la nacionalización y recuperación de los recursos naturales, de las empresas estatales privatizadas y el proceso de industrialización y fortalecimiento del mercado interno.

La dupla Morales – García Linera lidera la intención de voto de los bolivianos

Durante el mandato de Morales la economía boliviana creció sostenidamente de 2006 a 2018 en un promedio de 4.6% del PIB saltando de 9 mil millones a 40 mil millones de dólares, Por esta razón podemos concluir que el principal capital del partido de gobierno es su gestión económica. De allí su eslogan de campaña #UnFuturoSeguro.

La “oferta” opositora: #YaEsDemasiado

Al no poder rebatir el “milagro económico boliviano”, la oposición basa su propaganda en un supuesto carácter totalitario Morales, su falta de formación académica y su presunta “pretensión de perpetuarse en el poder”. De allí su eslogan #YaEsDemasiado.

Ante el escenario de una derrota electoral la oposición proclamó en cabildos ciudadanos la activación de la «desobediencia civil» en «defensa de su voto»

Los principales candidatos de oposición son el ex Presidente Carlos Mesa por Comunidad Ciudadana y Oscar Ortiz de Alianza Bolivia Dijo No. El primero se presenta como “la cara buena del Neoliberalismo” buscando el respaldo de las llamadas plataformas ciudadanas que emergieron en los últimos dos años y se perfila como candidato único de la oposición en el caso de una segunda vuelta electoral.

Carlos Mesa representa a una «derecha light» que busca captar a los nuevos votantes de la clase media

Por su parte, Oscar Ortiz representa a una extrema Derecha “sin máscara” conformada por las oligarquías del oriente boliviano y los terratenientes que postulan el federalismo. Cuenta con un importante apoyo en Santa Cruz, Tarija y Beni.

Oscar Ortiz es conocido en el país andino como «El Logiero Separatista»

En lo concerniente a sus programas de gobierno Comunidad Ciudadana (CC) y Alianza Bolivia Dijo No (BDN)  reivindican los postulados del neoliberalismo, el rol del mercado como el instrumento idóneo de la economía, la alineación con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y se oponen a las políticas económicas proteccionistas del gobierno de Morales.

¿Qué dicen los números para este domingo?

La encuesta más reciente es un estudio realizado por Ipsos Bolivia para Radio Televisión Popular y La Razón. La misma está liderada por Evo Morales, con un 40% de la intención de voto. De segundo quedaría Mesa, con el 22 por ciento.

Imagen cortesía RT

En el caso de ir a balotaje, Mesa no puede asegurar conseguir el triunfo, ya que tiene un pasado político que no le favorece ante el electorado. Fue vicepresidente de Gonzalo Sánchez de Lozada – que huyó del país en 2003 en la mitad de la guerra del gas – y luego Presidente de la República hasta que renunció en 2005. Y si bien la memoria de las bases de la Derecha “tiene patas cortas” los pueblos no olvidan.

Enza García Margarit.

Artículos relacionados