Boca-River por la gloria suramericana

Una histórica final de la Copa Libertadores se disputará los días 10 y 24 de noviembre en Argentina, cuando los máximos rivales del fútbol en ese país, Boca Juniors y River Plate se enfrenten por el título continental, por primera y quizás única vez en sus más de 100 años de historia.

El choque, que ha traído mucha polémica por la importancia de los equipos y su histórica enemistad, será el último que se dispute en dos partidos: uno de ida y otro de vuelta, en el que cada equipo tendrá la oportunidad de jugar como local en su propio estadio. Otra particularidad es que ninguno de los dos equipos es un claro favorito.

En la final, de la que ni siquiera el presidente argentino Mauricio Macri era partidario por la gran tensión que genera en la fanaticada, no podrán haber aficionados visitantes en ninguno de los dos encuentros, para evitar los acostumbrados brotes de violencia que afectan al fútbol argentino.

Boca y River se medirán en La Bombonera en la ida, mientras que la vuelta será en el Monumental.

Sin embargo, la realización de este encuentro podría estar en riesgo, luego de que la CONMEBOL anunciara que la final estará sujeta a la decisión que tome la Unidad Disciplinaria respecto al reclamo del club brasileño Gremio que presentó un recurso por la presencia del técnico de River Plate, Marcelo Gallardo, en los vestuarios antes del partido en Porto Alegre pese a estar suspendido.

El Boca Juniors ha ganado seis veces la Copa Libertadores, mientras que el River Plate lo ha hecho en tres oportunidades. El conjunto Xeneize también suma más victorias en los duelos directos entre ambos en la era profesional. La banda Millonaria, por su parte ha vencido en los tres partidos que han disputado en 2018.

ARG

Entérate qué otro oscuro negocio tiene Macri entre manos

Artículos relacionados