Bachelet en Venezuela en el peor momento de Guaidó

En medio de algunas críticas y no pocos aplausos, la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, atendió la invitación del gobierno venezolano que preside Nicolás Maduro, para reunirse con diferentes actores políticos del país y evaluar posibles soluciones a la crisis interna que atraviesa.

La diplomática tendrá ocasión de evaluar el impacto que las medidas coercitivas impuestas por Washington y sus aliados, han impuesto contra Venezuela para forzar la salida de Maduro del poder. Bachelet se reunirá con el presidente venezolano, con ministros de su gabinete y con las más altas autoridades de la Asamblea Nacional Constituyente, presidida por Diosdado Cabello.


La Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, recibida por el canciller venezolano Jorge Arreaza.

También se reunirá con líderes sindicales, religiosos y sociales con los que evaluará denuncias sobre presuntas “violaciones a derechos humanos” denunciados ante organismos internacionales. «La visita de la doctora Michelle Bachelet tiene que ser para que Venezuela mejore. ¡Bienvenida!», dijo el presidente Nicolás Maduro en una alocución pública.

Oposición llama a la calle en el peor momento de Guaidó

Ante la visita de la Alta Comisionada de Naciones Unidas, el dirigente opositor Juan Guaidó llamó a una multitudinaria marcha para protestar contra el gobierno de Maduro este 21 de junio. La misma pretende llamar la atención de Bachelet sobre los cuestionamientos que el sector que representa tiene contra el gobierno progresista.

La convocatoria del autojuramentado presidente no llega en el mejor momento de su corta carrera política. Guaidó y varios de sus representantes en el exterior, enfrentan investigaciones internacionales por delitos de malversación de fondos y fraude por el manejo de miles de dólares destinados a atender a supuestos militares desertores. También la junta directiva de la empresa venezolana Citgo en Estados Unidos, nombrada por Guaidó a principios de año, enfrenta investigaciones por alterar la contabilidad en 70 millones de dólares, para obtener beneficios de los bonos de la empresa.

RB

Artículos relacionados