Bachelet responde a señalamientos de corrupción

La ex presidenta de Chile y actual Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas, Michelle Bachelet, negó cualquier vínculo con la empresa brasileña OAS, luego de que la misma diera información sobre el supuesto financiamiento de su campaña para la presidencia de Chile.

Bachelet negó vínculo alguno con la constructora, contradiciendo al ex ejecutivo de la firma que asegurara haber donado unos 143.000 dólares a la campaña electoral de la ex mandataria en 2013 a cambio de conceciones.

Bachelet, declaró que le parece extraño que aparezcan ahora las declaraciones de Pinheiro, cuando la fiscal chilena Ximena Chong viajó a Brasil en marzo de 2017 para interrogarlo y el empresario se acogió a su derecho a guardar silencio, “No me explico, no sé si hay otro trasfondo detrás de esto, de por qué ahora aparece esta información en la Folha de Brasil”.

La ahora alta comisionada declaró para el canal chileno 24 Horas, al que alegó: “Mi verdad es la misma de siempre, no he tenido nunca vínculos con OAS ni con ninguna otra empresa”, aseguró.

Por su parte Leo Pinheiro, ex presidente de OAS, afirmó que el dinero aportado a la campaña fue de 101,6 millones de pesos y que fueron depositados a través de un contrato ficticio firmado con la empresa Martelli y Asociados, de la que es titular Giorgio Martelli, un operador político que actuó como financista de Bachelet en campañas electorales.

Según la versión de Pinheiro, Lula da Silva se contactó con el expresidente chileno Ricardo Lagos (2000-2006) para que lo ayudara a negociar el acuerdo con OAS e intercediera para que la constructora mantuviera un contrato para construir un puente en el sur de Chile.

XC

Artículos relacionados